This site uses cookies to provide you with more responsive and personalized service and to collect certain information about your use of the site.  You can change your cookie settings through your browser.  If you continue without changing your settings, you agree to our use of cookies.  See our Privacy Policy for more information.

Print.Print
Print Print
Print
Print.Print
Print
Print.Print
Print
Print.Print
Print
Print.Print
Print

Una conciencia cuidadosa

9 de septiembre del 2021 | 1 Corintios 8

A Paco le gusta escuchar jazz. Anna lo odia. Cynthia disfruta de los misterios, pero Javier prefiere las comedias. Estas diferencias son cuestión de gustos. Pero las diferencias descritas en la lectura de hoy son diferentes. No eran cuestión de gustos y preferencias; eran cuestión de conciencia.

La adoración de ídolos era una característica común de la vida de Corinto. La carne que se vende en el mercado a menudo proviene de ceremonias de sacrificio en los templos de la ciudad. Estos templos también albergaban banquetes como parte de su culto. Algunos en la iglesia de Corintios se sintieron libres de comer esta carne porque sabían que los dioses paganos no existían. Su lema era: “Un ídolo no es absolutamente nada” (v. 4). Sin embargo, debido a sus antecedentes en la adoración pagana, otros en Corinto creían que era un pecado comer tal comida. La libertad de quienes tienen una conciencia “fuerte” hizo que los débiles fueran en contra de su conciencia.

Pablo explica su razonamiento con más detalle en los capítulos 9 y 10, pero aquí comienza con el mandamiento simple del verso 9: “Sin embargo, tengan cuidado de que su libertad no se convierta en motivo de tropieza para los débiles”. Aquellos que hacen que otros creyentes vayan en contra de su conciencia no están ejerciendo la libertad. Están pecando al dañar a aquellos por quienes Cristo murió (vv. 11–12). El que actúa con amor limitará su libertad para que los demás no atenten contra su conciencia (v. 13). ¿Cómo sabe si su desacuerdo es una cuestión de conciencia o simplemente una diferencia de gusto? La diferencia de sabor es una cuestión de preferencia. Dos personas pueden estar en desacuerdo, pero la diferencia entre ellas no tiene ningún peso moral. Una cuestión de conciencia tiene fuerza moral. No pregunta si alguien puede hacer algo, sino si debería hacerlo.

  • Considera las áreas de la conciencia moral en tu vida. Si tus acciones harán que alguien haga lo que está convencido es pecado, te has convertido en una piedra de tropiezo. No presiones a otros para que vayan contra los límites de su conciencia.

 

John Koessler

 

 

 

POR EL DR. JOHN KOESSLER

 
      El Dr. John Koessler, fue profesor emérito del Instituto Bíblico Moody, en el departamento de Teología Aplicada y Ministerio Eclesial. John y su esposa, Jane, viven en el estado de Michigan. Escritor prolífico, los libros del Dr. Koessler incluyen Dangerous Virtues: How to Follow Jesus When Evil Masquerades as Good (Moody Publishers), The Radical Pursuit of Rest (InterVarsity), The Surprising Grace of Disappointment (Moody) y True Discipleship (Moody). John es también uno de los editores y columnistas de Today in the Word  


Today in the Word (en inglés)

Encuentra más recursos en inglés. Today in the Word te proporciona herramientas que te ayudarán a profundizar en tu estudio de las Escrituras.

Dona ahora a TITW


Septiembre | Hoy en la palabra

D L M M J V S
      1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30    
< Agosto 31 Octubre 1>