This site uses cookies to provide you with more responsive and personalized service and to collect certain information about your use of the site.  You can change your cookie settings through your browser.  If you continue without changing your settings, you agree to our use of cookies.  See our Privacy Policy for more information.

Print.Print
Print Print
Print
Print.Print
Print
Print.Print
Print
Print.Print
Print
Print.Print
Print

La moralidad importa

6 de septiembre del 2021 | 1 Corintios 6

Algunos estiman que cada año se presentan más de 40 millones de demandas en los Estados Unidos. Según The American Bar Association, hay más de un millón de abogados registrados. Los litigios se han vuelto tan comunes que a menudo vemos comerciales de demandas colectivas en la televisión nocturna.

Un indicador de cuán dividida estaba la iglesia de Corinto fue que sus miembros se llevaron unos a otros a los tribunales. “El hecho de que tengan semejantes demandas legales unos contra otros son en sí una derrota para ustedes”, acusó Pablo en 1 Corintios. 6:7 (NTV). “¿No sería mejor soportar la injusticia? ¿No sería mejor dejar que los defrauden?” (NTV). La acusación del apóstol ofrece un contrapunto irónico a la crítica realizada en el capítulo anterior. Incluso cuando la iglesia ignoró el pecado notorio de uno de los miembros, se dirigieron a la corte secular para ventilar disputas personales.

La afirmación del capítulo anterior (5:12) de que la iglesia no tiene por qué juzgar a los que están fuera de la iglesia no significa que la moralidad no le importe a Dios (6:9). El problema de Corinto parece haber sido una extraña combinación de hipersensibilidad a las ofensas de otros mezclada con torpeza moral personal. Mientras se arrastraban unos a otros a los tribunales, justificaron su propia laxitud moral aplicando mal la regla de la libertad cristiana. Su lema era: “Todo me está permitido” (v. 12). Esta falta de conciencia de sí mismos se mezcló con amnesia espiritual. No vieron su propio comportamiento como lo que era. ¡Habían olvidado quiénes eran y lo que Dios había hecho por ellos! Pensaron que eran libres de hacer lo que quisieran. No entendieron que la gracia de Dios nos da la libertad de obedecer.

  • Tal vez tengas cosas en tu pasado de las que ahora te avergüenzas. Quizá estés sufriendo consecuencias por esto. Incluso puedes estar en prisión. Lo que fueras alguna vez, si has confiado en Jesucristo, “ya han sido lavados, ya han sido santificados, ya han sido justificados en el nombre del Señor Jesucristo y por el Espíritu de nuestro Dios” (v. 11). Honra a Dios con tu cuerpo.

 

John Koessler

 

 

 

POR EL DR. JOHN KOESSLER

 
      El Dr. John Koessler, fue profesor emérito del Instituto Bíblico Moody, en el departamento de Teología Aplicada y Ministerio Eclesial. John y su esposa, Jane, viven en el estado de Michigan. Escritor prolífico, los libros del Dr. Koessler incluyen Dangerous Virtues: How to Follow Jesus When Evil Masquerades as Good (Moody Publishers), The Radical Pursuit of Rest (InterVarsity), The Surprising Grace of Disappointment (Moody) y True Discipleship (Moody). John es también uno de los editores y columnistas de Today in the Word  

‚Äč


Today in the Word (en inglés)

Encuentra más recursos en inglés. Today in the Word te proporciona herramientas que te ayudarán a profundizar en tu estudio de las Escrituras.

Dona ahora a TITW


Septiembre | Hoy en la palabra

D L M M J V S
      1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30    
< Agosto 31 Octubre 1>