This site uses cookies to provide you with more responsive and personalized service and to collect certain information about your use of the site.  You can change your cookie settings through your browser.  If you continue without changing your settings, you agree to our use of cookies.  See our Privacy Policy for more information.

Print.Print
Print Print
Print
Print.Print
Print
Print.Print
Print
Print.Print
Print
Print.Print
Print

Dones espirituales

13 de septiembre del 2021 | 1 Corintios 12

Cuando era niño, recibí un regalo de Navidad de mi tía en Nueva York. Cuando la abrí, para mi consternación, encontré una camisa de color rojo vivo de pana. Era una camisa bonita, entregada con amor. Pero esperaba un juguete. A veces no nos gustan los regalos que recibimos. Del mismo modo, no siempre somos los mejores jueces de lo que se nos debe dar.

Lo mismo ocurre a veces con los dones que Dios nos da. Podemos poner nuestro corazón en los dones espirituales que Él no nos ha dado. O podemos descartar los que ya poseemos. El pensamiento erróneo sobre los dones espirituales en Corinto iba desde la inferioridad hasta la vanidad. Algunos cuestionaron su lugar en el cuerpo de Cristo porque no tenían uno de los dones más prominentes (vv. 15–16). Otros despreciaban a los que poseían dones pensando que eran menos importantes que los suyos (v. 21).

Ambas perspectivas no reconocen los dos principios fundamentales de los dones espirituales. Primero, el mismo Espíritu Santo obrando en todos los dones (vv. 4, 11). Segundo, el objetivo de los dones no es elevar a quienes los reciben, sino que “a cada uno se le da la manifestación especial del Espíritu para el bien de los demás” (v. 7). Si bien todo cristiano recibe el don del Espíritu Santo de Dios, el Espíritu no usa a cada individuo exactamente de la misma manera.

La lección más importante que aprendemos de la forma en que Dios ha equipado a la iglesia no es acerca de las cosas que el Espíritu nos capacita para hacer. Tiene que ver con la manera en la que el Espíritu ha unido a los miembros del cuerpo de Cristo para que “sus partes se preocupen por igual entre sí” (v. 25).

  • ¿No estás seguro de tus dones espirituales? Pregúntate qué habilidades naturales posees. Considera qué tipo de cosas te gusta hacer. Ahora pídele al Señor que te muestre cómo puedes usarlos para Cristo.

 

John Koessler

 

 

 

POR EL DR. JOHN KOESSLER

 
      El Dr. John Koessler, fue profesor emérito del Instituto Bíblico Moody, en el departamento de Teología Aplicada y Ministerio Eclesial. John y su esposa, Jane, viven en el estado de Michigan. Escritor prolífico, los libros del Dr. Koessler incluyen Dangerous Virtues: How to Follow Jesus When Evil Masquerades as Good (Moody Publishers), The Radical Pursuit of Rest (InterVarsity), The Surprising Grace of Disappointment (Moody) y True Discipleship (Moody). John es también uno de los editores y columnistas de Today in the Word  


Today in the Word (en inglés)

Encuentra más recursos en inglés. Today in the Word te proporciona herramientas que te ayudarán a profundizar en tu estudio de las Escrituras.

Dona ahora a TITW


Septiembre | Hoy en la palabra

D L M M J V S
      1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30    
< Agosto 31 Octubre 1>