This site uses cookies to provide you with more responsive and personalized service and to collect certain information about your use of the site.  You can change your cookie settings through your browser.  If you continue without changing your settings, you agree to our use of cookies.  See our Privacy Policy for more information.

Print.Print
Print Print
Print
Print.Print
Print
Print.Print
Print
Print.Print
Print
Print.Print
Print

Banners, Radio Moody espanol, Hoy en la palabra, TITW-Spanish Banners, Radio Moody espanol, Hoy en la palabra, TITW-Spanish

Verdadera santidad

27 de septiembre del 2022 | Hebreos 12:14–28

¿Alguna vez te has sentido confundido acerca de la relación entre la gracia de Dios y nuestro esfuerzo en la vida cristiana? Aquí está la clave: la gracia es incompatible con ganancia, no con esfuerzo. Hebreos 12:14 habla del esfuerzo: “Esfuércense por vivir en paz con todos y procuren llevar una vida santa” (NTV). Ser santo no es automático, pero tampoco significa solo esforzarse. Necesitamos la presencia de la gracia de Dios.

La lectura de hoy contrasta a los que llegan a Dios por medio de Jesucristo con los que se lo buscaron bajo la ley de Moisés. En el versículo 20, leemos que los que oyeron la ley en el Monte Sinaí “no podían soportar el mandato” (LBLA). Sin embargo, los versículos 22–24 dicen que aquellos que respondieron al evangelio han venido a la Jerusalén celestial (no al Sinaí). Allí encuentran la asamblea de los ángeles y la iglesia de los primogénitos “cuyos nombres están escritos en el cielo” (v. 23 NTV). También se rinden a Dios mismo y a Jesús su mediador.

Con estas imágenes, el escritor está mostrando que la ley solo podía llevarnos hasta cierto punto (al Sinaí), pero la gracia que se nos da por medio de Jesucristo puede llevarnos donde la ley no podía (a Dios). La ley nos señala a Dios, pero la gracia nos lleva a Su presencia. El evangelio “habla mejor” no debe ser ignorado (v. 24). La santidad que el escritor insta a los cristianos a practicar está reavivado por la gracia. Comienza con la gracia y se lleva a cabo a través de la gracia; 2 Pedro 3:14 hace eco de este tema cuando nos dice “esfuércense para que Dios los halle sin mancha y sin defecto, y en paz con él”. La única forma en que podemos ser encontrados sin culpa ante Dios es ser hallados en Cristo. Él es nuestra justicia.

  • Nota la instrucción en el versículo 25: “Tengan cuidado de no rechazar al que habla”. Ven a Jesús, y Él te limpiará. Cuando le dices sí a Jesús, le estás diciendo sí a Dios. Recházalo, y te arrepentirás para siempre.

 

John Koessler

 

 

 

POR EL DR. JOHN KOESSLER

 
      El Dr. John Koessler, fue profesor emérito del Instituto Bíblico Moody, en el departamento de Teología Aplicada y Ministerio Eclesial. John y su esposa, Jane, viven en el estado de Michigan. Escritor prolífico, los libros del Dr. Koessler incluyen Dangerous Virtues: How to Follow Jesus When Evil Masquerades as Good (Moody Publishers), The Radical Pursuit of Rest (InterVarsity), The Surprising Grace of Disappointment (Moody) y True Discipleship (Moody). John es también uno de los editores y columnistas de Today in the Word  

‚Äč


Today in the Word (en inglés)

Encuentra más recursos en inglés. Today in the Word te proporciona herramientas que te ayudarán a profundizar en tu estudio de las Escrituras.

Dona ahora a TITW


Septiembre | Hoy en la palabra

D L M M J V S
        1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30  
< Agosto 31