This site uses cookies to provide you with more responsive and personalized service and to collect certain information about your use of the site.  You can change your cookie settings through your browser.  If you continue without changing your settings, you agree to our use of cookies.  See our Privacy Policy for more information.

Print.Print
Print Print
Print
Print.Print
Print
Print.Print
Print
Print.Print
Print
Print.Print
Print

TITW-Spanish, Radio Moody espanol, Banners Graphics, Junio 2022, Hoy en la palabra TITW-Spanish, Radio Moody espanol, Banners Graphics, Junio 2022, Hoy en la palabra

La ley de la naturaleza humana

2 de septiembre del 2022 | Romanos 1:18–32

Determinar lo que está bien y lo que está mal puede parecer de sentido común. En cierto modo, lo es. Jesús resumió toda la enseñanza del Antiguo Testamento en un solo principio: “Así que en todo traten ustedes a los demás tal y como quieren que ellos los traten a ustedes. De hecho, esto es la ley y los profetas” (Mateo 7:12). C. S. Lewis llamó esto “la ley de la naturaleza humana” y observó que cuando objetamos la manera en que los demás nos tratan, a menudo apelamos a un estándar de comportamiento que esperamos que ya conozcan. Cuando somos la víctima, el mal parece obvio. ¡No tanto cuando somos nosotros los culpables!

Romanos 1:18–32 describe una especie de conocimiento común acerca de Dios cuando dice “lo que se puede conocer acerca de Dios es evidente” (v. 19). Esto significa que el poder y la naturaleza de Dios se muestran claramente en lo que Él ha creado. Sin embargo, según los versículos 21–23, la reacción de la humanidad a las cosas que Dios ha revelado acerca de Sí mismo es insensatez.

Como seres humanos, distorsionamos lo que Dios ha revelado acerca de Sí mismo. El pecado que mora en nosotros conduce a la negación. En lugar de glorificar a Dios y dar gracias, el pecado enloquece nuestro pensamiento y oscurece nuestro corazón. Según el versículo 28, “como estimaron que no valía la pena tomar en cuenta el conocimiento de Dios, él a su vez los entregó a la depravación mental, para que hicieran lo que no debían hacer”. La consecuencia natural de nuestro pecado combinada con el juicio de Dios hace que lo que debería ser sentido común parezca una tontería. Lo que Dios ha revelado acerca de sí mismo todavía se ve claramente, pero el pecado ha distorsionado nuestro entendimiento.

  • Nuestra brújula moral se ha roto. No podemos confiar en el “sentido común” para entender el bien y el mal como Dios los ve. Si bien aún podemos saber cuándo se han cruzado los límites del bien y el mal, somos demasiado sensibles al mal que otros hacen mientras que explicamos y excusamos nuestras propias ofensas.

 

John Koessler

 

 

 

POR EL DR. JOHN KOESSLER

 
      El Dr. John Koessler, fue profesor emérito del Instituto Bíblico Moody, en el departamento de Teología Aplicada y Ministerio Eclesial. John y su esposa, Jane, viven en el estado de Michigan. Escritor prolífico, los libros del Dr. Koessler incluyen Dangerous Virtues: How to Follow Jesus When Evil Masquerades as Good (Moody Publishers), The Radical Pursuit of Rest (InterVarsity), The Surprising Grace of Disappointment (Moody) y True Discipleship (Moody). John es también uno de los editores y columnistas de Today in the Word  

‚Äč


Today in the Word (en inglés)

Encuentra más recursos en inglés. Today in the Word te proporciona herramientas que te ayudarán a profundizar en tu estudio de las Escrituras.

Dona ahora a TITW


Septiembre | Hoy en la palabra

D L M M J V S
        1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30  
< Agosto 31