This site uses cookies to provide you with more responsive and personalized service and to collect certain information about your use of the site.  You can change your cookie settings through your browser.  If you continue without changing your settings, you agree to our use of cookies.  See our Privacy Policy for more information.

Print.Print
Print Print
Print
Print.Print
Print
Print.Print
Print
Print.Print
Print
Print.Print
Print

La serpiente de bronce

21 de octubre del 2021 | Números 21:4–9

¿Por qué comparó Jesús una serpiente de bronce con su propia muerte en la cruz? El “episodio de la serpiente” al que Jesús se refirió en su conversación con Nicodemo tuvo lugar cuando la nación se acercó nuevamente a la tierra prometida. Habían pasado 40 años vagando por el desierto, y Miriam y Aarón, dos de sus líderes, habían muerto. Israel acababa de ganar una victoria contra un rey cananeo y la gente se estaba impacientando. Habían estado viajando por Edom (habitada por los descendientes de Esaú) desde que se les negó el paso por esa tierra. Como era de esperar, se quejaron contra Dios y Moisés, e incluso murmuraron sobre el maná (v. 5). (Sin embargo, para ser justos, ¡el maná había sido su alimento básico desde que eran niños!)

Dios los juzgó con una plaga de serpientes venenosas. Confesaron sus palabras y actitudes pecaminosas, y Moisés nuevamente intercedió en su favor (v. 7). Dios instruyó que se hiciera una serpiente de bronce (o probablemente de cobre) y se colgara de un poste. Aquellos que la miraban vivirían (v. 8). ¿Por qué Dios eligió usar una serpiente? Quizás porque eso era lo que los estaba matando. De todos modos, tenían que confiar en el Señor y obedecer sus instrucciones para ser sanados. Solo los verdaderamente arrepentidos confiarían y obedecerían. Quizás esta nueva generación había aprendido algo después de todo, porque en lugar de redoblar su rebeldía, se arrepintieron y obedecieron.

Siete siglos después, en los días de Ezequías, la gente convirtió esta reliquia histórica en un ídolo y tuvo que ser destruida (2 Reyes 18:4). Pero incluso más tarde, tal como se menciona en el versículo de hoy, Jesús, el Hijo del Hombre, sería levantado (esta vez en una cruz romana) para traer vida a todos los que creyeran.

  • ¡La adoración pertenece solo a Dios! ¿Qué “ensalzas” en tu vida que no es digno de tu atención fija y alabanza? Con demasiada frecuencia ensalzamos las cosas, incluso las buenas, por encima de Dios. ¿Cómo podemos ensalzar a Dios por encima de todo lo demás?

 

Brad Baurain

 

 

 

POR BRAD BAURAIN

 
      El Dr. Brad Baurain ha trabajado como escritor y editor de Today in the Word desde 1993. Actualmente, se desempeña como profesor asociado y director del programa TESOL en Moody Bible Institute. Brad tiene el privilegio único de tener un título de cuatro universidades diferentes (incluida Moody). También ha enseñado en China, Vietnam, Estados Unidos y Canadá. Brad y su esposa, Julia, tienen cuatro hijos y residen en Munster, Indiana.  


Today in the Word (en inglés)

Encuentra más recursos en inglés. Today in the Word te proporciona herramientas que te ayudarán a profundizar en tu estudio de las Escrituras.

Dona ahora a TITW


Octubre | Hoy en la palabra

D L M M J V S
          1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30
31            
< Septiembre 30 Noviembre > 1