This site uses cookies to provide you with more responsive and personalized service and to collect certain information about your use of the site.  You can change your cookie settings through your browser.  If you continue without changing your settings, you agree to our use of cookies.  See our Privacy Policy for more information.

Print.Print
Print Print
Print
Print.Print
Print
Print.Print
Print
Print.Print
Print
Print.Print
Print

Ver a Dios

15 de octubre del 2021 | Éxodo 33:7–23

Algunas de las imágenes más hermosas, memorables y alarmantes de las Escrituras son las visiones de Dios experimentadas por Su pueblo. Cuando Isaías vio al Señor “excelso y sublime, sentado en un trono”, gritó: “¡Ay de mí que estoy perdido!” (Isaías 6:1, 5). Ezequiel vio una figura parecida a un hombre pero que brillaba como metal caliente, llena de fuego, rodeada de una luz brillante y con el resplandor de un arco iris. El profeta cayó boca abajo en tierra (Ezequiel 1). El apóstol Juan vio al Cristo resucitado en imágenes igualmente asombrosas y cayó a Sus pies como si estuviera muerto (Apocalipsis 1).

Qué asombroso, entonces, que Dios se reuniera con Moisés y hablara con él muchas veces, “como quien habla con un amigo” (v. 11). Moisés instaló una “Tienda de la reunión” fuera del campamento para hacerle preguntas al Señor (vv. 7–10). Cualquiera podía hacerlo, aunque Josué probablemente lo estaba protegiendo contra intrusiones mal intencionadas. Solo cuando Moisés se reunía con el Señor, descendía la columna de nube que significa la Presencia especial de Dios. En esos momentos, los israelitas se paraban en las puertas de sus tiendas y adoraban.

¿De qué hablaron Dios y Moisés? Un tema fue el liderazgo (vv. 12–13). Muy consciente de su responsabilidad de dirigir al pueblo de Dios, Moisés le pidió a Dios que fuera su maestro. Solo acercándose al Señor pudo Moisés cumplir su llamado. Un segundo tema fue por guía (vv. 15–16). Moisés le pidió a Dios que estuviera presente y fuera fiel mientras viajaban a la tierra prometida. A ambas peticiones, Dios dijo “sí” (vv. 14, 17).

A la luz de las visiones citadas anteriormente, la petición de Moisés de “que me muestres tu gloria” fue verdaderamente audaz (v. 18 LBLA). Dios se lo concedió en la medida posible (vv. 19–23).

  • El encuentro con Dios también es precioso para nosotros, incluso si no sucede de una manera tan dramática. Una forma en que puedes pasar tiempo con Dios es orando con las Escrituras. ¿Por qué no orar usando el versículo 13 de la lectura de hoy?

 

Brad Baurain

 

 

 

POR BRAD BAURAIN

 
      El Dr. Brad Baurain ha trabajado como escritor y editor de Today in the Word desde 1993. Actualmente, se desempeña como profesor asociado y director del programa TESOL en Moody Bible Institute. Brad tiene el privilegio único de tener un título de cuatro universidades diferentes (incluida Moody). También ha enseñado en China, Vietnam, Estados Unidos y Canadá. Brad y su esposa, Julia, tienen cuatro hijos y residen en Munster, Indiana.  

‚Äč


Today in the Word (en inglés)

Encuentra más recursos en inglés. Today in the Word te proporciona herramientas que te ayudarán a profundizar en tu estudio de las Escrituras.

Dona ahora a TITW


Octubre | Hoy en la palabra

D L M M J V S
          1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30
31            
< Septiembre 30 Noviembre > 1