This site uses cookies to provide you with more responsive and personalized service and to collect certain information about your use of the site.  You can change your cookie settings through your browser.  If you continue without changing your settings, you agree to our use of cookies.  See our Privacy Policy for more information.

Print.Print
Print Print
Print
Print.Print
Print
Print.Print
Print
Print.Print
Print
Print.Print
Print

El nacimiento de Moisés

1 de octubre del 2021 | Éxodo 2:1–10

¡He tenido el privilegio de estar presente en los nacimientos de mis cuatro hijos, cada uno de ellos un milagro gozoso! Y todas las personas involucradas, desde la familia hasta los amigos y el personal médico, querían que estos bebés crecieran y prosperaran. No puedo imaginarme enfrentar lo que los padres de Moisés enfrentaron: un gobierno poderoso que quería asesinar a su hijo recién nacido (Éxodo 1:22).

Afortunadamente, Dios estaba cuidando a este bebé especial. Después de su nacimiento, los padres de Moisés lo escondieron durante tres meses. “Vieron que era un niño precioso, y no tuvieron miedo del edicto del rey” (Hebreos 11:23). En el pasaje de hoy, el hecho de que su madre “al ver que era un niño excepcional” (v. 2 NTV) parece implicar que el Señor les dio algún tipo de indicación de que Moisés era especial o elegido.

Sus padres no se nombran aquí. Más tarde se les identifica como Amram y Jocabed de la tribu de Leví, sin embargo, debido a la forma en que se registran las genealogías, estos también podrían ser sus antepasados ​​en lugar de sus padres inmediatos (Éxodo 6:20). Sabemos que Moisés tenía un hermano, Aarón, y una hermana, Miriam (Números 26:59).

Cuando ya no fue posible esconder al bebé, sus padres pusieron a Moisés en las manos de Dios, lo colocaron en una canasta y lo flotaron por el río Nilo. La canasta fue encontrada por una princesa egipcia que, a pesar del decreto del faraón, se apiadó del bebé y lo adoptó en su familia. Ella lo llamó “Moisés”, que suena como el hebreo para “sacar”, ya que lo había sacado del agua (v. 10).

Incluso cuando Moisés era todavía un bebé, la mano soberana y protectora de Dios estaba claramente trabajando. Gracias a la osadía de Miriam, se contrató a la propia madre del bebé para que lo amamantara (vv. 7–9). Dado que en ese momento probablemente habría sido amamantado durante 3 o 4 años antes de ser destetado, así es sin duda cómo Moisés se enteró por primera vez de su herencia israelita.

  • Como los padres de Moisés, nosotros también podemos confiar en el Señor con los niños en nuestras vidas, ya sean nuestros hijos, nietos o amigos. ¡Te animamos a que hagas una oración extra por ellos hoy!

 

Brad Baurain

 

 

 

POR BRAD BAURAIN

 
      El Dr. Brad Baurain ha trabajado como escritor y editor de Today in the Word desde 1993. Actualmente, se desempeña como profesor asociado y director del programa TESOL en Moody Bible Institute. Brad tiene el privilegio único de tener un título de cuatro universidades diferentes (incluida Moody). También ha enseñado en China, Vietnam, Estados Unidos y Canadá. Brad y su esposa, Julia, tienen cuatro hijos y residen en Munster, Indiana.  


Today in the Word (en inglés)

Encuentra más recursos en inglés. Today in the Word te proporciona herramientas que te ayudarán a profundizar en tu estudio de las Escrituras.

Dona ahora a TITW


Octubre | Hoy en la palabra

D L M M J V S
          1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30
31            
< Septiembre 30 Noviembre > 1