This site uses cookies to provide you with more responsive and personalized service and to collect certain information about your use of the site.  You can change your cookie settings through your browser.  If you continue without changing your settings, you agree to our use of cookies.  See our Privacy Policy for more information.

Print.Print
Print Print
Print
Print.Print
Print
Print.Print
Print
Print.Print
Print
Print.Print
Print

TITW-Spanish/ Noviembre TITW-Spanish/ Noviembre

Fe y esperanza

26 de noviembre del 2021 | Miqueas 7:7; Hebreos 11:1–16

¿Alguna vez te has sentido tan desanimado al hacer lo correcto que has tenido ganas de darte por vencido? Miqueas sabía que no importaba cuán difíciles fueran sus circunstancias, Dios estaba con él. Mientras que durante años el profeta no logró producir ningún cambio real en el pueblo de Dios, Miqueas se negó a desanimarse: “Pero yo he puesto mi esperanza en el SEÑOR; yo espero en el Dios de mi salvación. ¡Mi Dios me escuchará!”. Aunque las palabras de Miqueas parecen haber caído en oídos sordos (7:7), sabía que lo que realmente importaba no era la respuesta de la gente, sino la fidelidad de Dios.

Aunque Miqueas estaba lleno de miseria (7:1) y rodeado de personas que habían rechazado su llamado a regresar al Señor, puso resueltamente su esperanza en Dios. No miró las circunstancias, sino que mantuvo su enfoque en la fidelidad del Señor. Miqueas estaba demostrando el tipo de fe sobre la que escribe el autor de Hebreos en el capítulo 11: “la garantía de lo que se espera, la certeza de lo que no se ve” (v. 1).

El capítulo 11 de Hebreos a menudo se llama el “Salón de la fe” porque enumera a las personas que confiaron en Dios a pesar de sus circunstancias. Leemos sobre Abel, Enoc, Noé, Abraham, Sara y otros. “Murieron sin haber recibido las cosas prometidas”, pero mantuvieron sus ojos enfocados en Dios y Sus promesas (vv. 13–15). ¿Por qué? “Anhelaban una patria mejor, es decir la celestial” (v. 16). Nota el final en el versículo 16: “Por lo tanto, Dios no se avergonzó de ser llamado su Dios, y les preparó una ciudad”. Qué gran elogio se da aquí a estos hombres y mujeres que mostraron fe en Dios incluso cuando enfrentaron desafíos. Que nosotros, como Miqueas y el autor de Hebreos, estemos cada vez más convencidos, a pesar de lo que veamos a nuestro alrededor, de que “¡Mi Dios me escuchará!” (Miqueas 7:7).

  • Escribe la definición de fe que se encuentra en Hebreos. ¿Qué cosas tienden a sacudir tu fe en Dios? Vuelva a leer esta Escritura a menudo mientras te esfuerces por convertirte en una persona de fe.

 

Russell Meek

 

 

 

POR RUSSELL MEEK

 
      Russell Meek enseña Antiguo Testamento y Hermenéutica en Moody Theological Seminary. Es columnista de la revista Fathom y escribe prolíficamente, tanto para lectores laicos como académicos, sobre temas de la vida cristiana basados en el Antiguo Testamento. El, su esposa y sus tres hijos viven en el norte del estado norteamericano de Idaho, donde disfruta de la jardinería, la cocina y la naturaleza.   


Today in the Word (en inglés)

Encuentra más recursos en inglés. Today in the Word te proporciona herramientas que te ayudarán a profundizar en tu estudio de las Escrituras.

Dona ahora a TITW


Noviembre | Hoy en la palabra

D L M M J V S
  1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30        
< Octubre 31 Diciembre 1>