This site uses cookies to provide you with more responsive and personalized service and to collect certain information about your use of the site.  You can change your cookie settings through your browser.  If you continue without changing your settings, you agree to our use of cookies.  See our Privacy Policy for more information.

Print.Print
Print Print
Print
Print.Print
Print
Print.Print
Print
Print.Print
Print
Print.Print
Print

TITW-Spanish/ Noviembre TITW-Spanish/ Noviembre

Desde Belén

15 de noviembre del 2021 | Miqueas 5:1–6

¿Te imaginas un mundo sin Navidad? En El león, la bruja y el ropero de C. S. Lewis, un personaje llamado Mr. Tumnus lamenta que en la tierra de Narnia “siempre hay invierno, pero nunca Navidad”. Esta también fue la realidad para la audiencia de Miqueas, porque vivieron siglos antes de la llegada de Cristo.

Por supuesto, los israelitas tenían profetas y el templo, y podían interactuar con el Señor; eso está claro en el Antiguo Testamento. Pero ellos no conocían a Dios de la forma en que los cristianos de este lado de la cruz pueden conocerlo. Como demuestra una y otra vez el autor de Hebreos, Cristo es mejor que los ángeles (Hebreos 1:5–14), mejor que Moisés (Hebreos 3:1–6) y mejor que cualquier sumo sacerdote (Hebreos 4:14–5:10).

Si bien la audiencia de Miqueas no entendió el alcance total de lo que este antiguo y futuro gobernante sería y haría, se regocijaron y anticiparon grandemente a Aquel quien el profeta predijo vendría de Belén, una ciudad de otra manera no muy conocida. La profecía de este gobernante era motivo suficiente para regocijarse, pero también señalaba la celebración venidera y el alivio para la audiencia de Miqueas, a quien Dios pronto castigaría por sus pecados. Como aprendimos antes, Dios disciplina porque ama, y ​​después de Su disciplina, reúne a Su pueblo—los mismos a quienes había maltratado (véase Miqueas 4:6)—para consolarlos en su sufrimiento. Este gobernante prometido sería la consumación del amor de Dios para Israel y para nosotros.

Mientras Miqueas esperaba al gobernante que “pastoreará su rebaño” (Miqueas 5:4 LBLA), los seguidores de Cristo podemos regocijarnos porque sabemos de quién estaba hablando esta profecía. Dios prometió a este gobernante por medio del profeta Miqueas, “en estos últimos días nos ha hablado por su Hijo, a quien nombró heredero de todas las cosas, y por quien también hizo el universo” (Hebreos 1:2).

  • El próximo mes, celebramos la Navidad. Tal vez hayas comenzado a preparar tu casa para estas fiestas. Mientras leemos estos pasajes proféticos, pregúntate cómo nuestra celebración de la primera venida de Cristo debería afectar la forma en que interactuamos con Dios y con los demás.

 

Russell Meek

 

 

 

POR RUSSELL MEEK

 
      Russell Meek enseña Antiguo Testamento y Hermenéutica en Moody Theological Seminary. Es columnista de la revista Fathom y escribe prolíficamente, tanto para lectores laicos como académicos, sobre temas de la vida cristiana basados en el Antiguo Testamento. El, su esposa y sus tres hijos viven en el norte del estado norteamericano de Idaho, donde disfruta de la jardinería, la cocina y la naturaleza.   


Today in the Word (en inglés)

Encuentra más recursos en inglés. Today in the Word te proporciona herramientas que te ayudarán a profundizar en tu estudio de las Escrituras.

Dona ahora a TITW


Noviembre | Hoy en la palabra

D L M M J V S
  1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30        
< Octubre 31 Diciembre 1>