This site uses cookies to provide you with more responsive and personalized service and to collect certain information about your use of the site.  You can change your cookie settings through your browser.  If you continue without changing your settings, you agree to our use of cookies.  See our Privacy Policy for more information.

Print.Print
Print Print
Print
Print.Print
Print
Print.Print
Print
Print.Print
Print
Print.Print
Print

TITW-Spanish/ Noviembre TITW-Spanish/ Noviembre

Luz a las naciones

10 de noviembre del 2021 | Miqueas 4:1–5

Miré alrededor de la habitación aturdido y me di cuenta de que estaba llena de gente en bata que se movían rápidamente. Mi esposa estaba llegando al final de un parto agotador de 48 horas, y me cuesta comunicar el gran alivio que sentí cuando su dolor terminó y escuchamos a nuestro bebé llorar por primera vez.

Después de tres capítulos completos de destrucción prometida, Miqueas ofrece a sus lectores un tipo de alivio similar del viaje difícil en el cual nos ha llevado. Regresaremos a esas profecías de juicio, pero por ahora Miqueas habla de la restauración que vendrá “en los últimos días” (v. 1). Esta restauración incluirá a Jerusalén como pieza central. Estas son buenas noticias para la audiencia original de Miqueas, que aprendió en el capítulo 3 de su inminente destrucción. Pero más allá de eso, vemos el corazón de Dios expuesto para todas las naciones.

Dios siempre tuvo la intención de que Israel fuera un “reino de sacerdotes y una nación santa” (Éxodo 19:6), y el profeta Isaías, contemporáneo de Miqueas, habló de Israel como una “luz para las naciones” (Isaías 42:6). En el pasaje de hoy, el Señor describe a Jerusalén como un refugio seguro al que vendrían “muchas naciones”, fuera de Israel, para aprender directamente del Señor, “y así andaremos por sus sendas” (Miqueas 4:2). Dios eligió a Israel para que fuera Su “tesoro especial” (Deuteronomio 14:2 NTV), pero el objetivo de Dios desde el principio fue que iluminaran con Su luz a todas las demás naciones para que todos lo buscaran. Como cristianos del Nuevo Testamento mirando hacia atrás en la profecía de Miqueas, sabemos que esta promesa de “los últimos días” (Miqueas 4:1) se cumplió parcialmente en la vida, muerte, resurrección y ascensión de Cristo. Pero también esperamos los últimos días venideros cuando Cristo regrese para completar la obra que comenzó.

  • Cuando atravesamos tiempos duros, es útil pensar esos últimos días prometidos. Como dijo el autor del himno: “Y lo terrenal sin valor será, a la luz del glorioso Señor”.

 

Russell Meek

 

 

 

POR RUSSELL MEEK

 
      Russell Meek enseña Antiguo Testamento y Hermenéutica en Moody Theological Seminary. Es columnista de la revista Fathom y escribe prolíficamente, tanto para lectores laicos como académicos, sobre temas de la vida cristiana basados en el Antiguo Testamento. El, su esposa y sus tres hijos viven en el norte del estado norteamericano de Idaho, donde disfruta de la jardinería, la cocina y la naturaleza.   

‚Äč


Today in the Word (en inglés)

Encuentra más recursos en inglés. Today in the Word te proporciona herramientas que te ayudarán a profundizar en tu estudio de las Escrituras.

Dona ahora a TITW


Noviembre | Hoy en la palabra

D L M M J V S
  1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30        
< Octubre 31 Diciembre 1>