This site uses cookies to provide you with more responsive and personalized service and to collect certain information about your use of the site.  You can change your cookie settings through your browser.  If you continue without changing your settings, you agree to our use of cookies.  See our Privacy Policy for more information.


Vivir solo para agradar a Dios

10 de mayo del 2021 | 1 Tesalonicenses 4:1–8

Seguir a Jesús debe impactar cada área de nuestra vida. Cambia la forma en que trabajamos y cómo gastamos nuestro dinero. Moldea la forma en que tratamos a nuestros vecinos y la forma en que abordamos los conflictos en nuestros propios hogares y matrimonios. Pero en esta parte de la carta de Pablo, él aborda un tema del que no siempre se habla en la iglesia: la sexualidad.

Aquí Pablo habla con franqueza y firmeza contra todas las formas de inmoralidad sexual. Lo hizo en parte porque el sexo jugó un papel importante en las religiones paganas en Tesalónica. Pero también lo hizo porque la pureza sexual es una parte importante de la santidad en general. Al igual que Pablo (1 Tesalonicenses 2:4), debemos vivir para agradar solamente a Dios y Él es perfectamente santo y justo. El apóstol había querido enseñar a los tesalonicenses más sobre la vida cristiana y, aunque no pudo hacerlo en persona, pudo escribir esta carta (vv. 1–2).

La sexualidad humana fue un área clave de tentación para los tesalonicenses porque la pureza o fidelidad sexual no era un estándar moral predominante en esa cultura. A diferencia de los paganos, los creyentes cristianos debían evitar todas las formas de inmoralidad sexual (vv. 3–6). Si no podían controlar sus propios cuerpos, serían esclavos de sus “pasiones sensuales” o deseos (v. 5 NTV). Si actuaban de acuerdo con estos deseos egoístas y fuera de control, lastimarían a otros. Es decir, cometer impureza sexual podría significar cometer violencia contra un hermano o hermana en Cristo.

Por contraste, la voluntad de Dios para ellos era que fueran santificados y vivieran vidas santas (vv. 3, 7). Esto incluyó actuar con autocontrol y honor con respecto a sus propios cuerpos, y con santidad y amor con respecto a los demás. No se trata simplemente de normas humanas, sino de los mandamientos de Dios (v. 8; véase también 1 Corintios 6:18–20).

  • La sexualidad también puede ser un área de desafío para el cristiano de hoy. Compara las actitudes y los problemas de hoy con los que enfrentaron los tesalonicenses. ¿En qué se parecen? ¿Que es diferente?

 

 

POR BRAD BAURAIN

   

El Dr. Brad Baurain ha trabajado como escritor y editor de Today in the Word desde 1993. Actualmente, se desempeña como profesor asociado y director del programa TESOL en Moody Bible Institute. Brad tiene el privilegio único de tener un título de cuatro universidades diferentes (incluida Moody). También ha enseñado en China, Vietnam, Estados Unidos y Canadá. Brad y su esposa, Julia, tienen cuatro hijos y residen en Munster, Indiana.


Today in the Word (en inglés)

Encuentra más recursos en inglés. Today in the Word te proporciona herramientas que te ayudarán a profundizar en tu estudio de las Escrituras.

Dona ahora a TITW


Mayo | Hoy en la palabra

D L M M J V S
            1
2 3 4 5 6 7 8
9 10 11 12 13 14 15
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31          
< Abril 30  

Radio Moody Entre Amigos