This site uses cookies to provide you with more responsive and personalized service and to collect certain information about your use of the site.  You can change your cookie settings through your browser.  If you continue without changing your settings, you agree to our use of cookies.  See our Privacy Policy for more information.

Print.Print
Print Print
Print
Print.Print
Print
Print.Print
Print
Print.Print
Print
Print.Print
Print

La difusión del evangelio

28 de mayo del 2021 | 2 Tesalonicenses 3:1–5

Una encuesta reciente de Arizona Christian University encontró que la mayoría de los adultos estadounidenses creen en el evangelio de las obras, es decir, no creen en absoluto en el verdadero evangelio. Alrededor del 48 por ciento piensa que, si en general son buenos o hacen suficientes cosas buenas durante su vida, serán aceptados en el cielo. Sorprendentemente, el 52 por ciento de estadounidenses que se describen a sí mismos como cristianos, dicen lo mismo.

Después de haber compartido sus oraciones por los tesalonicenses, Pablo pasó a compartir dos peticiones de oración propias. La primera fue por la rápida propagación del verdadero evangelio (v. 1): Nuestra salvación depende enteramente de la obra de redención de Cristo, no de ningún mérito propio. Su solicitud demuestra una postura instructiva de humildad: aún un equipo veterano de plantación de iglesias necesita oración, e incluso una iglesia joven puede satisfacer esta necesidad. Cualquier creyente puede y debe orar por cualquier otro creyente, independientemente de su edad, condición social, experiencia o madurez.

Su segunda petición de oración fue para protegerse a sí mismo y a sus compañeros misioneros de personas perversas y malvadas (v. 2). Probablemente estaba pensando en aquellos que originalmente le habían causado problemas en Tesalónica y Berea (Hechos 17:5–14), así como también en aquellos que lo estaban atacando en Corinto aproximadamente al mismo tiempo (Hechos 18:12–13).

Pablo estaba seguro de que estas peticiones de oración serían concedidas debido a la fidelidad de Dios (v. 3). De hecho, Dios le acababa de dar una promesa especial de protección con respecto a la situación en Corinto (Hechos 18:9–10). Los tesalonicenses también serían protegidos por Dios del maligno (Satanás).

La respuesta apropiada a la fidelidad de Dios es nuestra obediencia (vv. 4–5). En ese sentido, Pablo también confiaba en que los tesalonicenses se mantendrían firmes y se aferrarían a su enseñanza, estableciendo sus corazones en la perseverancia de Cristo y el amor de Dios.

  • ¿Tu iglesia apoya a misioneros nacionales y extranjeros? ¿Por qué no orar hoy por estos hombres y mujeres por nombre? Incluso tal vez haya un mapa y fotografías en el vestíbulo de tu iglesia.

 

 

POR BRAD BAURAIN

   

El Dr. Brad Baurain ha trabajado como escritor y editor de Today in the Word desde 1993. Actualmente, se desempeña como profesor asociado y director del programa TESOL en Moody Bible Institute. Brad tiene el privilegio único de tener un título de cuatro universidades diferentes (incluida Moody). También ha enseñado en China, Vietnam, Estados Unidos y Canadá. Brad y su esposa, Julia, tienen cuatro hijos y residen en Munster, Indiana.


Today in the Word (en inglés)

Encuentra más recursos en inglés. Today in the Word te proporciona herramientas que te ayudarán a profundizar en tu estudio de las Escrituras.

Dona ahora a TITW


Mayo | Hoy en la palabra

D L M M J V S
            1
2 3 4 5 6 7 8
9 10 11 12 13 14 15
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31          
< Abril 30 Junio > 1

Radio Moody Entre Amigos