This site uses cookies to provide you with more responsive and personalized service and to collect certain information about your use of the site.  You can change your cookie settings through your browser.  If you continue without changing your settings, you agree to our use of cookies.  See our Privacy Policy for more information.

Print.Print
Print Print
Print
Print.Print
Print
Print.Print
Print
Print.Print
Print
Print.Print
Print

Cuidar a los demás

5 de mayo del 2021 | 1 Tesalonicenses 2:7–12

Cualquier padre nuevo estará de acuerdo que cuidar a un bebé recién nacido es un acto de amor desinteresado. El bebé recién nacido depende completamente de los padres para satisfacer sus necesidades de alimentación, cercanía física y seguridad, mientras que el pequeño principalmente come, duerme, llora y ensucia pañales. Esto puede resultar agotador, pero los padres persisten porque aman la vida nueva que se les ha confiado.

Así es como Pablo describió la relación inicial entre su equipo y los tesalonicenses. Aunque en términos de estatus social los misioneros habían sido como “niños” (NTV), espiritualmente eran los padres de la iglesia principiante. Como una madre que cuida a su recién nacido con tierno amor, habían alimentado y protegido a los bebés creyentes en sus primeros días de fe (vv. 7–8). Como un padre que enseña y anima a sus hijos a tener un carácter y un comportamiento correctos, habían instruido y exhortado a los tesalonicenses mientras daban sus primeros pasos en la peregrinación hacia la semejanza a Cristo (vv. 11–12).

Pablo y su equipo no tenían motivos egoístas ocultos. Habían compartido el evangelio y sus vidas de una manera auténtica (v. 8). Habían trabajado duro para no ser una carga para la iglesia joven y para que sus motivos no pudieran ser criticados o malinterpretados (v. 9). Ciertamente no querían ser confundidos con los oradores seculares viajeros, quienes en ese día ejercían sus habilidades para elogiar y obtener ganancias. Y no hicieron estas cosas a regañadientes, sino con deleite. Como también leímos ayer (v. 5), Dios mismo podría dar testimonio de su conducta irreprensible, y si eran honestos, también podrían hacerlo los tesalonicenses (v. 10).

El objetivo esencial tanto para los misioneros como para los tesalonicenses era “llevar una vida digna de Dios, que los llama a su reino y a su gloria” (v. 12; véase también 1 Tesalonicenses 1:4).

  • La salvación es más que un momento o una “oración del pecador”. Es un proceso o un viaje de crecimiento hacia la perfección cristiana (Santiago 1:2–4). ¡Gracias a Dios por su fidelidad en esto!

 

 

POR BRAD BAURAIN

   

El Dr. Brad Baurain ha trabajado como escritor y editor de Today in the Word desde 1993. Actualmente, se desempeña como profesor asociado y director del programa TESOL en Moody Bible Institute. Brad tiene el privilegio único de tener un título de cuatro universidades diferentes (incluida Moody). También ha enseñado en China, Vietnam, Estados Unidos y Canadá. Brad y su esposa, Julia, tienen cuatro hijos y residen en Munster, Indiana.


Today in the Word (en inglés)

Encuentra más recursos en inglés. Today in the Word te proporciona herramientas que te ayudarán a profundizar en tu estudio de las Escrituras.

Dona ahora a TITW


Mayo | Hoy en la palabra

D L M M J V S
            1
2 3 4 5 6 7 8
9 10 11 12 13 14 15
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31          
< Abril 30 Junio > 1

Radio Moody Entre Amigos