This site uses cookies to provide you with more responsive and personalized service and to collect certain information about your use of the site.  You can change your cookie settings through your browser.  If you continue without changing your settings, you agree to our use of cookies.  See our Privacy Policy for more information.

Print.Print
Print Print
Print
Print.Print
Print
Print.Print
Print
Print.Print
Print
Print.Print
Print

Amor en Cristo, Pablo

20 de mayo del 2021 | 1 Tesalonicenses 5:25–28

Hoy en día, autenticamos o verificamos como genuina la identidad de una persona por medio tarjetas de identificación con foto emitidas por el gobierno o firmas notariadas. Se pueden cumplir estándares de prueba más altos mediante huellas dactilares, reconocimiento de iris o análisis de ADN. Estas técnicas no estaban disponibles en el mundo antiguo, por supuesto, por lo que Pablo confió en los líderes de la iglesia para reconocer su letra.

El modo habitual de escribir del apóstol era dictar en voz alta a un amanuense (o secretario). Luego solía terminar sus epístolas escribiendo el saludo final de su propia mano (2 Tesalonicenses 3:17). Esto sirvió para autenticar la carta, es decir, para probar que realmente era de Pablo y no de un maestro falso.

Al cerrar esta epístola, Pablo les pidió a los tesalonicenses que oraran por él y su equipo (1 Tesalonicenses 5:25). Todos los creyentes deben orar unos por otros. No importaba que el apóstol y sus compañeros misioneros fueran plantadores de iglesias veteranos y que los tesalonicenses fueran creyentes “bebés”. Además de orar fielmente por ellos, Pablo humildemente les pidió que oraran por él.

No podía estar allí en persona, por lo que les pidió que saludaran “a todos los hermanos con un beso santo” (v. 26). Un beso en la mejilla era un saludo culturalmente normal en ese día (y todavía lo es en algunas partes del mundo), uno que los cristianos habían reinterpretado para significar amor fraternal (ver 1 Pedro 5:14). También pidió que se leyera su carta en voz alta a los creyentes reunidos (v. 27). Antes de la llegada de la imprenta, leer en voz alta era una forma normal de comunicarse con un grupo.

Pablo concluyó con una palabra más de bendición: “Que la gracia de nuestro Señor Jesucristo sea con ustedes” (v. 28). La gracia de Dios era sumamente importante para él y, a menudo, abría y cerraba sus cartas mencionándola.

  • Te recomendamos que comiences tu estudio de la segunda carta de Pablo leyéndola toda de una vez. ¿Por qué no terminarlo de esa manera también? Escuchar una versión de audio de la NVI solo lleva once minutos.

 

 

POR BRAD BAURAIN

   

El Dr. Brad Baurain ha trabajado como escritor y editor de Today in the Word desde 1993. Actualmente, se desempeña como profesor asociado y director del programa TESOL en Moody Bible Institute. Brad tiene el privilegio único de tener un título de cuatro universidades diferentes (incluida Moody). También ha enseñado en China, Vietnam, Estados Unidos y Canadá. Brad y su esposa, Julia, tienen cuatro hijos y residen en Munster, Indiana.


Today in the Word (en inglés)

Encuentra más recursos en inglés. Today in the Word te proporciona herramientas que te ayudarán a profundizar en tu estudio de las Escrituras.

Dona ahora a TITW


Mayo | Hoy en la palabra

D L M M J V S
            1
2 3 4 5 6 7 8
9 10 11 12 13 14 15
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31          
< Abril 30 Junio > 1

Radio Moody Entre Amigos