This site uses cookies to provide you with more responsive and personalized service and to collect certain information about your use of the site.  You can change your cookie settings through your browser.  If you continue without changing your settings, you agree to our use of cookies.  See our Privacy Policy for more information.


Agradar solo a Dios

4 de mayo del 2021 | 1 Tesalonicenses 2:1–7

¿A quién intentas complacer: a las personas o a Dios? En su comentario sobre 1 Tesalonicenses, John F. Walvoord y Mark Hitchcock escribieron: "La prueba más básica de cualquier servicio prestado a Dios es la pregunta: ‘¿Le agrada a Él?’ Nuestras pequeñas casas de auto alabanza y auto-gratificación caen en el momento en el que nos detenemos a considerar, '¿Qué piensa Dios al respecto?'

...Pablo estaba lleno de energía e impulsado por un ardiente deseo de agradar a Dios. Ciertamente, este es un estándar para desafiar a todo cristiano reflexivo".

Cuando Pablo predicó el evangelio en Tesalónica, no estaba tratando de ganarse la aprobación o la admiración humana. “Como bien saben, estuvimos entre ustedes buscando su bien”, escribió (1 Tesalonicenses 1:5). Había llegado después de un encarcelamiento injusto y una liberación milagrosa en Filipos, y a pesar de la oposición en Tesalónica también había continuado proclamando fielmente el evangelio (2:1–2; Hechos 16:16–17:9).

La motivación principal de Pablo y su equipo era agradar solo a Dios (1 Tesalonicenses 2:4). Basándose en este propósito gobernante, no predicaron falsedades o con motivos impuros, ni utilizaron retóricas o técnicas engañosas (v. 3). No codiciaban ganancias monetarias; no halagaron a sus oyentes ni trataron de inflar sus propios egos (vv. 5–6). En aquel entonces, como ahora, ¡la integridad del predicador va de la mano con el mensaje!

En cambio, Pablo y sus compañeros misioneros vieron su llamado como del Señor. Se les había confiado el evangelio. ¡Nada de esto se trataba de ellos! Al final, Dios aprobaría su trabajo y sus motivaciones (v. 4). En lugar de ejercer la autoridad apostólica legítima de Pablo para pedir apoyo financiero (v. 6), “fuimos como niños entre ustedes”, es decir, tomaron una posición social baja en obediencia a Cristo (v. 7 NTV). Dios mismo pudo dar testimonio de la veracidad de estas afirmaciones (v. 5).

  • Puede ser fácil caer en la trampa de tratar de complacer a la gente. ¿Qué encontraría el Señor si examinara tu corazón en esta área hoy?

 

 

POR BRAD BAURAIN

   

El Dr. Brad Baurain ha trabajado como escritor y editor de Today in the Word desde 1993. Actualmente, se desempeña como profesor asociado y director del programa TESOL en Moody Bible Institute. Brad tiene el privilegio único de tener un título de cuatro universidades diferentes (incluida Moody). También ha enseñado en China, Vietnam, Estados Unidos y Canadá. Brad y su esposa, Julia, tienen cuatro hijos y residen en Munster, Indiana.


Today in the Word (en inglés)

Encuentra más recursos en inglés. Today in the Word te proporciona herramientas que te ayudarán a profundizar en tu estudio de las Escrituras.

Dona ahora a TITW


Mayo | Hoy en la palabra

D L M M J V S
            1
2 3 4 5 6 7 8
9 10 11 12 13 14 15
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31          
< Abril 30  

Radio Moody Entre Amigos