This site uses cookies to provide you with more responsive and personalized service and to collect certain information about your use of the site.  You can change your cookie settings through your browser.  If you continue without changing your settings, you agree to our use of cookies.  See our Privacy Policy for more information.

Print.Print
Print Print
Print
Print.Print
Print
Print.Print
Print
Print.Print
Print
Print.Print
Print

May email and web banners May email and web banners

¡Dios es bueno!

7 de mayo del 2022 | Salmos 117–118

Los Salmos Hallel son un conjunto de seis Salmos, 113–118. Estos salmos de alabanza fueron cantados por el pueblo de Dios en ocasiones alegres. El Salmo 118 es la última canción de la colección y se cantó para celebrar la Pascua. De hecho, este fue probablemente el himno que Jesús y Sus discípulos cantaron juntos en Su última cena de Pascua.

En este canto de acción de gracias, el líder de adoración llama a Israel a confesar que el amor fiel de Dios es para siempre (Salmo 118:1–5). Israel no fue liberada de la esclavitud egipcia porque tuviera un ejército poderoso o tácticas militares brillantes. Más bien, fueron liberados porque confiaron en nuestro Dios grande y poderoso. El salmo le recuerda a Israel que, “Es mejor refugiarse en el SEÑOR que confiar en el hombre. Es mejor refugiarse en el SEÑOR que fiarse de los poderosos” (vv. 8–9).

Mientras Israel corría hacia el templo para celebrar la Pascua, no solo recordarían la liberación de Dios de Egipto, sino también Su obra al salvarlos de sus enemigos en el pasado: los filisteos, los madianitas y los amalecitas, por nombrar solo algunos (vv. 10–14). Recordar lo que Dios había hecho en el pasado animó a Israel a confiarle su presente y futuro.

Como el salmo celebra lo que Dios ha hecho en el pasado, también anticipa un futuro libertador (vv. 22–26). Cuando Jesús se enfrentó a la incredulidad y la oposición de los maestros de la ley y los sacerdotes, les recordó este salmo: “¿No han leído ustedes esta Escritura: ‘La piedra que desecharon los constructores ha llegado a ser la piedra angular; esto es obra del Señor, y nos deja maravillados’?” (Marcos 12:10–11). La salvación de Dios exige una respuesta de fe y gratitud.

  • Las mismas palabras comienzan y terminan nuestra lectura: “Den gracias al SEÑOR, porque él es bueno; su gran amor perdura para siempre” (vv. 1, 29). Haz una pausa hoy para dar gracias a Dios por lo que ha hecho en tu pasado y lo que ha prometido hacer en tu futuro.

 

 

 

 

POR RYAN COOK

 
     
Ryan Cook es profesor asociado de Antiguo Testamento y Hebreo en Moody Theological Seminary. Ha trabajado en el campo de la educación cristiana y fue pastor en Michigan durante siete años. Ryan, su esposa Ashley y sus tres hijos residen en el noroeste de Indiana.
 

‚Äč


Today in the Word (en inglés)

Encuentra más recursos en inglés. Today in the Word te proporciona herramientas que te ayudarán a profundizar en tu estudio de las Escrituras.

Dona ahora a TITW


Mayo | Hoy en la palabra

D L M M J V S
1 2 3 4 5 6 7
8 9 10 11 12 13 14
15 16 17 18 19 20 21
22 23 24 25 26 27 28
29 30 31        
< Abril 30 Junio 1 >