This site uses cookies to provide you with more responsive and personalized service and to collect certain information about your use of the site.  You can change your cookie settings through your browser.  If you continue without changing your settings, you agree to our use of cookies.  See our Privacy Policy for more information.

Print.Print
Print Print
Print
Print.Print
Print
Print.Print
Print
Print.Print
Print
Print.Print
Print

May email and web banners May email and web banners

¡Confía en el Señor!

5 de mayo del 2022 | Salmo 115

A la mayoría de las personas no les gusta trabajar para un empleador que las micro gestiona. Esto quizá sea que no nos gusta que nos digan qué hacer. Pero otra razón es que la micro gestión comunica falta de confianza. Estos gerentes no confían en sus empleados, quieren controlarlos.

La lectura de hoy describe vívidamente a un ídolo. Estas imágenes de dioses estaban por todas partes en el mundo antiguo. La razón por la que las personas crearon ídolos fue porque querían tener algún tipo de control sobre los dioses. Si podían estar seguros de la presencia de los dioses en forma de ídolo, podrían hacerle ofrendas, moverlo a donde quisieran que fuera y, en general, ejercer cierto control sobre él.

¡Pero hay un problema! Cuando creas un dios que puedes controlar, el dios solo puede hacer aquello para lo que el humano lo creó. Está limitado por su creador. Estos “dioses” parecen tener ojos, oídos, narices, boca, manos y pies, pero no pueden usarlos (vv. 4–7). El resultado trágico de la adoración de estos dioses es que los adoradores se vuelven como los ídolos que han hecho, espiritualmente muertos (v. 8).

El salmo comienza con las palabras “La gloria, SEÑOR, no es para nosotros; no es para nosotros, sino para tu nombre” (v. 1). Este es un recordatorio de que adorar a Dios comienza en la humildad. Tres veces este salmo llama a Israel a “confiar en el Señor” (vv. 9–11). El Señor es el Dios vivo que puede actuar. Él recuerda y bendecirá a Su pueblo (vv. 12–13). Israel no creó al Señor, sino que Él creó los cielos y la tierra (v. 15).

  • En nuestra propia relación con Dios, podemos ser tentados a creer que podemos controlarlo. Es posible que hayas escuchado oraciones como: “Dios, si hago esto por ti, ¿harás X por mí?” En cambio, Dios nos llama a confiar en Él. Él desea bendecir a Su pueblo. Como el salmista, “alabamos al SEÑOR desde ahora y para siempre.” (v. 18).

 

 

 

 

POR RYAN COOK

 
     
Ryan Cook es profesor asociado de Antiguo Testamento y Hebreo en Moody Theological Seminary. Ha trabajado en el campo de la educación cristiana y fue pastor en Michigan durante siete años. Ryan, su esposa Ashley y sus tres hijos residen en el noroeste de Indiana.
 


Today in the Word (en inglés)

Encuentra más recursos en inglés. Today in the Word te proporciona herramientas que te ayudarán a profundizar en tu estudio de las Escrituras.

Dona ahora a TITW


Mayo | Hoy en la palabra

D L M M J V S
1 2 3 4 5 6 7
8 9 10 11 12 13 14
15 16 17 18 19 20 21
22 23 24 25 26 27 28
29 30 31        
< Abril 30 Junio 1 >