This site uses cookies to provide you with more responsive and personalized service and to collect certain information about your use of the site.  You can change your cookie settings through your browser.  If you continue without changing your settings, you agree to our use of cookies.  See our Privacy Policy for more information.

Print.Print
Print Print
Print
Print.Print
Print
Print.Print
Print
Print.Print
Print
Print.Print
Print

May email and web banners May email and web banners

¡Escucha mi corazón!

26 de mayo del 2022 | Salmos 142–143

Desde la época de la iglesia primitiva, se apartaron algunos salmos para usar durante los tiempos de arrepentimiento y confesión de pecados. En el siglo V, este grupo de salmos se conocía como los “Siete salmos penitenciales”. Modelan cómo las personas pecadoras deben acercarse a Dios. El séptimo de estos salmos es el Salmo 143.

En este poema, David no confiesa un pecado específico, pero reconoce su naturaleza pecaminosa. Confiesa que “ante ti nadie puede alegar inocencia” (v. 2). El apóstol Pablo usó este versículo para fundamentar su enseñanza de que todos pecaron y no alcanzaron la norma de Dios (Romanos 3:20; Gálatas 2:16).

David se da cuenta de que su sufrimiento podría deberse al juicio de Dios. Ora para que Dios lo libere, no por su justicia, sino por la fidelidad de Dios (Salmo 143:1). Su confianza no está en sí mismo, sino en Dios: “Por la mañana hazme saber de tu gran amor, porque en ti he puesto mi confianza” (v. 8).

David tiene buenas razones para confiar en Dios. Él reflexiona: “Traigo a la memoria los tiempos de antaño: medito en todas tus proezas, considero las obras de tus manos” (v. 5). Conoce las historias del éxodo, de Débora y de Gedeón. Israel no merecía ser salvo, pero Dios escuchó sus oraciones.

Su difícil situación lo hizo anhelar a Dios más que nunca. Dice que anhela a Dios como la tierra seca anhela el agua (v. 6). Sabe que necesita la ayuda salvadora de Dios. Pide que Dios no sólo lo libre de sus enemigos, sino que lo enseñe y lo guíe en la forma en que debe vivir (v. 10).

  • David nos modela cómo acercarnos a Dios en humildad y fe. Recuerda hoy que dependemos de Dios no solo para nuestra salvación eterna, sino para cada aliento. Nuestra esperanza en la vida y la muerte es que pertenecemos a Dios.

 

 

 

 

POR RYAN COOK

 
     
Ryan Cook es profesor asociado de Antiguo Testamento y Hebreo en Moody Theological Seminary. Ha trabajado en el campo de la educación cristiana y fue pastor en Michigan durante siete años. Ryan, su esposa Ashley y sus tres hijos residen en el noroeste de Indiana.
 

‚Äč


Today in the Word (en inglés)

Encuentra más recursos en inglés. Today in the Word te proporciona herramientas que te ayudarán a profundizar en tu estudio de las Escrituras.

Dona ahora a TITW


Mayo | Hoy en la palabra

D L M M J V S
1 2 3 4 5 6 7
8 9 10 11 12 13 14
15 16 17 18 19 20 21
22 23 24 25 26 27 28
29 30 31        
< Abril 30 Junio 1 >