This site uses cookies to provide you with more responsive and personalized service and to collect certain information about your use of the site.  You can change your cookie settings through your browser.  If you continue without changing your settings, you agree to our use of cookies.  See our Privacy Policy for more information.

Print.Print
Print Print
Print
Print.Print
Print
Print.Print
Print
Print.Print
Print
Print.Print
Print

May email and web banners May email and web banners

Dios con nosotros

23 de mayo del 2022 | Salmo 139

El verano pasado, mi familia y yo tuvimos la oportunidad de visitar la famosa isla y prisión de Alcatraz. El castigo más severo que un recluso podía experimentar allí era ser colocado en confinamiento solitario. No existe nada peor que sentirse completamente solo y abandonado.

En la lectura de hoy, David fue amenazado por enemigos que lo rodeaban (vv. 19–24). En esa situación sería fácil creer que Dios lo había abandonado. Para contrarrestar esta idea, David se recuerda a sí mismo importantes verdades acerca de Dios. Primero, somos plenamente conocidos por Dios. Dios sabe lo que estamos haciendo y pensando. Él declara, “No me llega aún la palabra a la lengua cuando tú, SEÑOR, ya la sabes toda” (v. 4).

Segundo, Dios está presente en todas partes. Nunca estamos solos. Aunque viajemos hasta el último rincón de la tierra o hasta lo más profundo del mar, “aun allí tu mano me guiaría, ¡me sostendría tu mano derecha!” (v. 10). Incluso en medio de enemigos amenazantes, Dios está ahí con nosotros.

Tercero, Dios se preocupa por nosotros. Antes de que naciera David, Dios es quien lo formo en el vientre de su madre (v. 13). La vida de David (¡y la nuestra!) está bajo el cuidado soberano de Dios (v. 16).

Las tres ideas eran contraculturales en el mundo de David. La mayoría de la gente creía que los dioses estaban confinados a lugares particulares. Los dioses tampoco sabían todo ni se preocupaban profundamente por sus adoradores. Algunas personas incluso pensaron que los dioses requerían el sacrificio de niños. David sabía que Dios es diferente. Valora la vida humana incluso en el útero (vv. 13–14).

  • Como hijo de Dios, nunca estás solo. Durante agitación política, una pandemia, enfermedad o una pérdida, Dios no nos ha abandonado. A veces necesitamos que se nos recuerde que una de las últimas promesas que Jesús nos hizo fue: “Y les aseguro que estaré con ustedes siempre, hasta el fin del mundo” (Mateo 28:20).

 

 

 

 

POR RYAN COOK

 
     
Ryan Cook es profesor asociado de Antiguo Testamento y Hebreo en Moody Theological Seminary. Ha trabajado en el campo de la educación cristiana y fue pastor en Michigan durante siete años. Ryan, su esposa Ashley y sus tres hijos residen en el noroeste de Indiana.
 


Today in the Word (en inglés)

Encuentra más recursos en inglés. Today in the Word te proporciona herramientas que te ayudarán a profundizar en tu estudio de las Escrituras.

Dona ahora a TITW


Mayo | Hoy en la palabra

D L M M J V S
1 2 3 4 5 6 7
8 9 10 11 12 13 14
15 16 17 18 19 20 21
22 23 24 25 26 27 28
29 30 31        
< Abril 30 Junio 1 >