This site uses cookies to provide you with more responsive and personalized service and to collect certain information about your use of the site.  You can change your cookie settings through your browser.  If you continue without changing your settings, you agree to our use of cookies.  See our Privacy Policy for more information.

Print.Print
Print Print
Print
Print.Print
Print
Print.Print
Print
Print.Print
Print
Print.Print
Print

May email and web banners May email and web banners

En busca de ayuda

10 de mayo del 2022 | Salmos 120–121

Cuando mi hija menor tenía dos años, se corte en la mejilla y necesitó puntos. Cuando la doctora comenzó a administrarle la atención médica que necesitaba, nos miró a su madre y a mí con una mirada suplicante. Quería que la sacáramos de esa situación bastante extraña e incómoda. Cuando estamos asustados o angustiados, naturalmente buscamos a alguien que pueda ayudarnos.

En el Salmo 120, el poeta se encuentra en una situación difícil. Está siendo atacado por “labios mentirosos” y “lenguas embusteras” (v. 2). Las palabras son poderosas. Pueden crear esperanza y expresar alegría. También pueden cortar y herir, creando luchas y conflictos. Esa es la escena aquí. Mientras el salmista desea la paz, sus enemigos mienten para provocar la guerra (v. 7). Las mentiras y el engaño son difíciles de combatir. Es fácil sentirnos incapaces cuando enfrentamos oposición. ¿Qué se puede hacer?

El Salmo 121 sirve como una especie de respuesta a la difícil situación descrita en el Salmo 120. El salmista declara: “Alzaré mis ojos a los montes. ¿De dónde vendrá mi socorro? Mi socorro viene del Jehová, que hizo los cielos y la tierra.” (vv. 1–2 RVA1995). Los Salmos 120 y 121 son parte de los “Salmos de la Ascensión” (120–134). Este grupo de salmos fue escrito para los peregrinos que se dirigían a uno de los festivales anuales en el templo de Jerusalén. Entonces, cuando el salmista dice que sus ojos se elevan hacia los montes, está pensando en Jerusalén. Él está mirando al Señor. El Salmo termina con una promesa de protección. Dios se preocupa profundamente por Su pueblo, y Él cuidará de ellos (vv. 5–8).

  • Cuando estamos en una situación difícil, el consejo del salmista es poderoso: “¡Alza tus ojos!” Mira a Dios que creó el universo y es capaz de satisfacer nuestras necesidades. Puede haber momentos en los que nos resulte difícil ver cómo Dios nos cuida. Pero podemos acudir a Él en busca de ayuda.

 

 

 

 

POR RYAN COOK

 
     
Ryan Cook es profesor asociado de Antiguo Testamento y Hebreo en Moody Theological Seminary. Ha trabajado en el campo de la educación cristiana y fue pastor en Michigan durante siete años. Ryan, su esposa Ashley y sus tres hijos residen en el noroeste de Indiana.
 

‚Äč


Today in the Word (en inglés)

Encuentra más recursos en inglés. Today in the Word te proporciona herramientas que te ayudarán a profundizar en tu estudio de las Escrituras.

Dona ahora a TITW


Mayo | Hoy en la palabra

D L M M J V S
1 2 3 4 5 6 7
8 9 10 11 12 13 14
15 16 17 18 19 20 21
22 23 24 25 26 27 28
29 30 31        
< Abril 30 Junio 1 >