This site uses cookies to provide you with more responsive and personalized service and to collect certain information about your use of the site.  You can change your cookie settings through your browser.  If you continue without changing your settings, you agree to our use of cookies.  See our Privacy Policy for more information.

Print.Print
Print Print
Print
Print.Print
Print
Print.Print
Print
Print.Print
Print
Print.Print
Print

Sara: Una promesa cumplida

12 de marzo de 2021 | Génesis 21:1–8

Mi esposo y yo perduramos un viaje tan arduo hacia la paternidad que, cuando finalmente trajimos a nuestro hijo a casa, todo se convirtió en motivo de celebración. Su primer diente. Su primera palabra. Sus primeros pasos. Su primer cumpleaños sigue siendo la fiesta más elaborada que he organizado. Invité a todos los que habían caminado con nosotros a través del dolor a celebrar nuestra alegría. Curiosamente, después de toda la anticipación que rodeó la llegada de Isaac, su nacimiento real se informa con poca fanfarria. Pero a pesar de que ello es importante.

Observa que se enfatiza el papel de Sara. Se le presenta como el objeto de la gracia de Dios y la receptora de su promesa (v. 1). Sara no solo estaba de viaje. Ella no era simplemente una herramienta útil, necesaria para que Dios bendijera a Abraham. La propia Sara también fue beneficiaria de la bendición de Dios. El Señor la vio e hizo esto por ella, así como por Abraham.

La centralidad de Sara en este pasaje subraya la fidelidad de Dios. Mientras que Abraham y Sara habían dudado de Dios en el camino y siguieron sus propios caminos hacia la paternidad, y mientras que Abraham había pensado previamente en Ismael como su heredero principal, Dios tenía su propio plan—bendecir a Abraham a través de un hijo con Sara. Finalmente, Dios llevó a cabo ese plan y cumplió esa promesa en particular. No podía haber ningún error. Como Dios le había ordenado, Abraham nombró a su hijo Isaac, que significa “se reirá”. Aún Sara entendió la ironía. El nombre siempre les recordaría su escepticismo. “Quién lo hubiera dicho. . .?” (v. 7). Pero el nombre también sería un testimonio de Dios, quien le trajo alegría. Él había redimido su dolor y también extendería ese gozo a “todos los que se enteren”.

  • ¿Cómo has visto a Dios cumplir sus promesas? ¿Cómo te ha traído risa del dolor? ¿Por qué situación estás confiando en él ahora mismo? Dale alabanza hoy y comparte ese gozo con alguien más.

 

 

POR KELLI WORRALL

   

Kelli Worrall es profesora de comunicación y catedrática en el departamento de Música, Artes y Medios del Instituto Bíblico Moody. Es autora de dos libros, uno junto a su esposo Peter. Es graduada de Cedarville University (BA), con estudios de postgrado enTrinity Evangelical Divinity School (MRE) y Roosevelt University (MFA). Ella y su esposo son conferencistas regulares en eventos y retiros. Viven en el noroeste de Illinois con sus dos hijos.


Today in the Word (en inglés)

Encuentra más recursos en inglés. Today in the Word te proporciona herramientas que te ayudarán a profundizar en tu estudio de las Escrituras.

Dona ahora a TITW


Marzo | Hoy en la palabra

             
  1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31      
< Febrero 28 Abril 1 >

Radio Moody Entre Amigos