This site uses cookies to provide you with more responsive and personalized service and to collect certain information about your use of the site.  You can change your cookie settings through your browser.  If you continue without changing your settings, you agree to our use of cookies.  See our Privacy Policy for more information.

Print.Print
Print Print
Print
Print.Print
Print
Print.Print
Print
Print.Print
Print
Print.Print
Print

Rebeca: Temerosa, pero bendita

18 de marzo de 2021 | Génesis 26:1–17

El miedo es un poderoso motivador. Puede llevarnos a hacer cosas cobardes. Algunos de nosotros nos cerramos, atacamos o nos distraemos. Otros enfrentamos el miedo al tratar de resolver un problema con nuestras propias fuerzas. En Génesis 26, Isaac y su familia enfrentaron el miedo en forma de hambre. Puedes notar que todo este capítulo se parece a la narrativa de Abraham. Tal como lo había hecho Abraham, Isaac trasladó a su familia al sur para sobrevivir. Pero el Señor los detuvo: “No vayas a Egipto”, le dijo Dios a Isaac. “Quédate en la región de la que te he hablado” (v. 2). Entonces el Señor reafirmó su pacto: “Multiplicaré a tus descendientes como las estrellas del cielo” (v. 4).

Sin embargo, puede que te sorprenda que inmediatamente después del recordatorio del pacto de Dios, venga un registro del engaño de Isaac (v.7). Mintió sobre la identidad de Rebeca, diciendo que era su hermana en lugar de su esposa (de nuevo, igual su padre). Isaac temía que los hombres de Guerar lo mataran y se llevaran a Rebeca. Isaac tuvo éxito durante algún tiempo al parecer—hasta que finalmente, el propio rey Abimélec vio a Isaac y Rebeca en un abrazo íntimo (v. 8). Abimélec aún no había enviado a buscar a Rebeca como el faraón había enviado a Sara. En ese sentido, Isaac y Rebeca se salvaron. La gracia de Dios para ellos ya era evidente. Sin embargo, el rey se enfrentó a Isaac e Isaac reiteró su temor.

La reacción de Abimélec fue brindarle protección adicional a Isaac. No despidió a Isaac, como hizo Faraón con Abraham. En cambio, hizo un decreto que cualquiera que hiciera daño a Isaac o Rebeca sería ejecutado (v. 11). A pesar del temor de Isaac, el pacto de Dios se estaba manifestando nuevamente.

¿Cómo respondes al miedo? Libérate hoy de tu temor y descansa en las promesas de Dios y su provisión. Aunque nuestras emociones pueden ceder, tienes un Dios que no cambia “ni se mueve como las sombras” (Santiago 1:17).

 

 

POR KELLI WORRALL

   

Kelli Worrall es profesora de comunicación y catedrática en el departamento de Música, Artes y Medios del Instituto Bíblico Moody. Es autora de dos libros, uno junto a su esposo Peter. Es graduada de Cedarville University (BA), con estudios de postgrado enTrinity Evangelical Divinity School (MRE) y Roosevelt University (MFA). Ella y su esposo son conferencistas regulares en eventos y retiros. Viven en el noroeste de Illinois con sus dos hijos.


Today in the Word (en inglés)

Encuentra más recursos en inglés. Today in the Word te proporciona herramientas que te ayudarán a profundizar en tu estudio de las Escrituras.

Dona ahora a TITW


Marzo | Hoy en la palabra

             
  1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31      
< Febrero 28 Abril 1 >

Radio Moody Entre Amigos