This site uses cookies to provide you with more responsive and personalized service and to collect certain information about your use of the site.  You can change your cookie settings through your browser.  If you continue without changing your settings, you agree to our use of cookies.  See our Privacy Policy for more information.


Raquel y Lea: Mediación en el conflicto

21 de marzo de 2021 | Génesis 29:31–30:24

Cuando las parejas jóvenes participan en la consejería prematrimonial, discuten temas como la familia, las finanzas—la comunicación y—por supuesto, los conflictos. La Escritura está llena de pasajes útiles que pueden guiar a los recién casados ​​a través de días difíciles, pero Génesis 29:31–30:24 no es uno de ellos. Este pasaje registra cómo Dios comenzó a proporcionar una familia para Jacob, pero las cosas no salieron como se esperaba. Surgieron nuevos obstáculos al pacto de Dios y sobrevino el conflicto.

Lea se quedó embarazada rápidamente y varias veces, y le dio a Jacob cuatro hijos. Los nombres que dio a los primeros tres revelaron su desesperación por ser amada por Jacob (29:34). Pero el nombre del cuarto, Judá (“Esta vez alabaré al SEÑOR”), fue una desviación (v. 35). Quizás esto fue una evidencia de crecimiento. Entonces Lea dejó de tener hijos (v. 35). Si Jacob ya no pasaba las noches con ella o si Dios cerró su vientre, no lo sabemos.

Las tensiones aumentaron en el hogar, ya que Raquel no podía concebir (30:1). Cada hermana envidiaba a la otra. Lea tuvo hijos. Raquel tenía amor. Los celos de Raquel crecieron hasta que le dio a Jacob un ultimátum: “¡Dame hijos! Si no me los das; ¡me muero!” (v. 1). Aunque Jacob sintió ira, sus palabras comunicaron la soberanía de Dios. “¿Acaso crees que soy Dios? ¡Es él quien te ha hecho estéril!” (v. 2). Raquel ofreció a su sierva a Jacob—para que le diera un hijo en su nombre. El plan “funcionó” y Raquel nombró al niño Dan (“justicia”) (v. 6). Las tensiones continuaron aumentando. Finalmente, Dios se acordó de Raquel (v. 22). Él abrió su vientre y ella le dio a Jacob un hijo—un niño llamado José. La audiencia original habría entendido su importancia. Nuevamente vemos que Dios es el actor principal aquí. Solo la gracia de Dios hará que su pacto se cumpla—independientemente de las intrigas humanas y a pesar de los conflictos familiares.

  • ¿Estás involucrado en un conflicto que Dios necesita resolver? ¿Cual es tu papel? ¿Puedes dejar ir los celos o la ira que se pueden interponer en el camino?

 

 

POR KELLI WORRALL

   

Kelli Worrall es profesora de comunicación y catedrática en el departamento de Música, Artes y Medios del Instituto Bíblico Moody. Es autora de dos libros, uno junto a su esposo Peter. Es graduada de Cedarville University (BA), con estudios de postgrado enTrinity Evangelical Divinity School (MRE) y Roosevelt University (MFA). Ella y su esposo son conferencistas regulares en eventos y retiros. Viven en el noroeste de Illinois con sus dos hijos.


Today in the Word (en inglés)

Encuentra más recursos en inglés. Today in the Word te proporciona herramientas que te ayudarán a profundizar en tu estudio de las Escrituras.

Dona ahora a TITW


Marzo | Hoy en la palabra

             
  1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31      
< Febrero 28 Abril 1 >

Radio Moody Entre Amigos