This site uses cookies to provide you with more responsive and personalized service and to collect certain information about your use of the site.  You can change your cookie settings through your browser.  If you continue without changing your settings, you agree to our use of cookies.  See our Privacy Policy for more information.


Raquel: Una cucharada de su propio jarabe

20 de marzo de 2021 | Génesis 1:26–31

La mayoría de nosotros nos preguntamos “¿Quién soy?” en algún momento de nuestras vidas, particularmente en momentos de crisis o cambios. Teniendo en cuenta que esta pregunta contiene solo dos palabras simples, es una combinación sorprendentemente complicada de identidad y propósito, pertenencia y autonomía. La respuesta a esta pregunta puede impulsar nuestras decisiones sobre el futuro y, al mismo tiempo, obligarnos a enfrentar nuestro pasado.

Génesis 1 está lleno de respuestas vitales a esa pregunta universal:

  1. Somos creados por Dios—varón y hembra—a su imagen y semejanza (v. 27).
  2. Se nos ha dado dominio sobre toda la creación (v. 28).
  3. Somos bendecidos por Dios e instruidos para ser fructíferos y multiplicarnos, para llenar la tierra y sojuzgarla (v. 28).
  4. Dios nos declara—junto con el resto de su creación—que somos “muy buenos” (v. 31).

Realmente, los números 2–4 son el resultado de ese importantísimo número 1. Nuestro punto principal de identidad—como hombre o como mujer—es como portador de la imagen de Dios. Existimos para revelar y reflejar su semejanza para que todo el mundo lo vea. No hay mayor verdad que resalte nuestro valor y nuestra importancia. De ello se deduce, entonces, que una de las principales formas en que “imaginamos” a Dios es gobernando la tierra. Somos mayordomos de su reino y cuidadores de su creación.

Génesis 5:1–3 usa la misma palabra para “imagen” para describir cómo Set llevaba la semejanza de su padre Adán (v. 3). Así como Set creció a la imagen de Adán, y así como Jesús creció en sabiduría y estatura, en el favor de Dios y del hombre (Lucas 2:52)—también nosotros fuimos creados para crecer a nuestra semejanza a Dios.

  • Al comenzar nuestro estudio de las mujeres del Antiguo Testamento, piensa en estas preguntas: Dado que “portador de la imagen de Dios” y “cuidador de la creación” son aspectos clave de tu identidad, ¿necesitas cambiar la forma en que piensas y actúas? ¿Hay alguna forma en la que puedas actuar de manera diferente con otra persona, ya que también comparte esa identidad?

 

 

POR KELLI WORRALL

   

Kelli Worrall es profesora de comunicación y catedrática en el departamento de Música, Artes y Medios del Instituto Bíblico Moody. Es autora de dos libros, uno junto a su esposo Peter. Es graduada de Cedarville University (BA), con estudios de postgrado enTrinity Evangelical Divinity School (MRE) y Roosevelt University (MFA). Ella y su esposo son conferencistas regulares en eventos y retiros. Viven en el noroeste de Illinois con sus dos hijos.


Today in the Word (en inglés)

Encuentra más recursos en inglés. Today in the Word te proporciona herramientas que te ayudarán a profundizar en tu estudio de las Escrituras.

Dona ahora a TITW


Marzo | Hoy en la palabra

             
  1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31      
< Febrero 28 Abril 1 >

Radio Moody Entre Amigos