This site uses cookies to provide you with more responsive and personalized service and to collect certain information about your use of the site.  You can change your cookie settings through your browser.  If you continue without changing your settings, you agree to our use of cookies.  See our Privacy Policy for more information.

Print.Print
Print Print
Print
Print.Print
Print
Print.Print
Print
Print.Print
Print
Print.Print
Print

Banners March, Radio Moody 2022, TITW-Spanish Banners March, Radio Moody 2022, TITW-Spanish

La esposa de Job: El camino del dolor

30 de marzo del 2022 | Job 2:1–13

Hay formas diferentes en las que podemos pensar sobre nuestro crecimiento espiritual. Podemos enfocarnos en las disciplinas necesarias para profundizar nuestra comprensión y conexión con Dios. Podemos considerar la jornada por etapas y describir cada paso con características claras. Pero cualquier discusión sobre el crecimiento espiritual involucra el tema del dolor.

El dolor es una realidad humana universal y un componente clave de nuestro desarrollo espiritual. Las Escrituras nos dicen que Dios permite el dolor en nuestras vidas por muchas razones diferentes: como fuente de disciplina (Hebreos 12); para unificar el cuerpo de Cristo (1 Corintios 12:26); para fomentar la empatía (2 Corintios 1:3–8); para llevarnos a la dependencia (Salmos 34:18); para dar voz al Evangelio y gloria a Dios (1 Pedro 4). El sufrimiento de Jesús fue singular, sirviendo como el único sacrificio que Dios acepta como pago por el pecado (Hebreos 9:26). Sin embargo, podemos ser llamados a seguir Su ejemplo y sufrir por causa de Jesús. En tales casos, el sufrimiento no es un sacrificio por el pecado, sino una expresión de amor por Dios y una demostración de nuestra fe (Filipenses 1:29).

Cuando llegamos al capítulo 2, Job y su esposa ya habían aguantado un dolor indescriptible (lee Job 1 para obtener esos detalles). No tuvieron tiempo de recuperarse de la traumática pérdida de sus ovejas, camellos, sirvientes e hijos cuando Satanás le pidió a Dios otra oportunidad para probar a Job: golpeando sus huesos y su carne. Dios estuvo de acuerdo y el cuerpo de Job sufrió dolorosas llagas. Se sentó, raspando las ampollas con un pedazo de teja.

Esto fue demasiado para la esposa de Job. En lugar de apoyar a Job, ella se sumó a sus problemas. Ella lo reprendió por su fidelidad al Señor y lo desafió a maldecir a Dios y morir. Job dijo que su sugerencia era insensata y mantuvo su fe (v. 10).

  • Es posible superar el dolor, más fuerte, más sabio y compasivo, amando a Dios y a los demás más profundamente que antes. Si atraviesas el dolor, busca el apoyo que necesitas para navegar con gracia. Pídele a Dios sabiduría para acompañar a otros en tu vida que enfrentan dolor.

 

Kelli Worrall

 

 

 

POR KELLI WORRALL

 
      Kelli Worrall es profesora de comunicación y catedrática en el departamento de Música, Artes y Medios del Instituto Bíblico Moody. Es autora de dos libros, uno junto a su esposo Peter. Es graduada de Cedarville University (BA), con estudios de postgrado enTrinity Evangelical Divinity School (MRE) y Roosevelt University (MFA). Ella y su esposo son conferencistas regulares en eventos y retiros. Viven en el noroeste de Illinois con sus dos hijos.  

‚Äč


Today in the Word (en inglés)

Encuentra más recursos en inglés. Today in the Word te proporciona herramientas que te ayudarán a profundizar en tu estudio de las Escrituras.

Dona ahora a TITW


Marzo | Hoy en la palabra

D L M M J V S
    1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30 31    
< Febrero 28