This site uses cookies to provide you with more responsive and personalized service and to collect certain information about your use of the site.  You can change your cookie settings through your browser.  If you continue without changing your settings, you agree to our use of cookies.  See our Privacy Policy for more information.

Print.Print
Print Print
Print
Print.Print
Print
Print.Print
Print
Print.Print
Print
Print.Print
Print

Banners March, Radio Moody 2022, TITW-Spanish Banners March, Radio Moody 2022, TITW-Spanish

Jezabel: Victoria y derrota

28 de marzo del 2022 | 1 Reyes 19:1–21

Sería difícil encontrar dos mujeres más diferentes que la viuda que le dio al profeta Elías su última comida y la malvada reina Jezabel. Aquí, se nos muestra el contraste entre ambas.

Elías acababa de experimentar la provisión milagrosa de Dios a través de una viuda pobre y luego fue testigo de la resurrección del hijo de la viuda. La viuda respondió reconociendo al único Dios verdadero. Pero antes de que terminara la batalla de Elías contra Baal, se enfrentó a otra mujer: la malvada reina Jezabel. La hambruna duró tres largos años y Dios envió a Elías de regreso al rey Acab para desafiar a los profetas de Baal de frente (ver 1 Reyes 18).

Los profetas de Baal pasaron un día entero rogando a su dios que enviara fuego sobre su sacrificio, pero fue en vano. Entonces Elías reparó el altar del Señor, roció su sacrificio con agua y oró. Inmediatamente el fuego de Dios consumió todo: la ofrenda, la madera, las piedras, el polvo, incluso el agua alrededor de la base. Baal fue derrotado y el pueblo declaró: “¡El SEÑOR es Dios!” (1 Reyes 18:39). Elías ordenó la ejecución de todos los profetas de Baal. Y Dios envió lluvia.

Pero cualquier sensación de victoria duró poco. La reina Jezabel estaba furiosa. Amenazó la vida de Elías y, en lugar de confiar en el poder de Dios, Elías corrió 200 kilómetros hasta Berseba. Se sentía tan derrotado que pidió morir en oración. Una vez más, Dios proporcionó alimento y protección. Durante 40 días, el ángel del Señor cuidó de Elías.

Entonces el Señor le preguntó: “¿Qué haces aquí, Elías?” (v. 9). Dios invitó a Elías a experimentar Su dulce presencia, pero ni siquiera esa visita especial pudo sacar a Elías de su depresión. Al final, Dios le dijo a Elías que nombrara a su sucesor, Eliseo (vv. 15, 16). Dios continuaría Su obra a través de un nuevo profeta, y Jezabel sufriría una muerte sangrienta (21:23).

  • A veces, aún después de que vemos que Dios provee de manera milagrosa, regresamos a nuestro viejo patrón de preocupación y duda. Considera el ejemplo de Elías y cómo puedes vivir por fe y no por miedo.

 

Kelli Worrall

 

 

 

POR KELLI WORRALL

 
      Kelli Worrall es profesora de comunicación y catedrática en el departamento de Música, Artes y Medios del Instituto Bíblico Moody. Es autora de dos libros, uno junto a su esposo Peter. Es graduada de Cedarville University (BA), con estudios de postgrado enTrinity Evangelical Divinity School (MRE) y Roosevelt University (MFA). Ella y su esposo son conferencistas regulares en eventos y retiros. Viven en el noroeste de Illinois con sus dos hijos.  


Today in the Word (en inglés)

Encuentra más recursos en inglés. Today in the Word te proporciona herramientas que te ayudarán a profundizar en tu estudio de las Escrituras.

Dona ahora a TITW


Marzo | Hoy en la palabra

D L M M J V S
    1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30 31    
< Febrero 28