This site uses cookies to provide you with more responsive and personalized service and to collect certain information about your use of the site.  You can change your cookie settings through your browser.  If you continue without changing your settings, you agree to our use of cookies.  See our Privacy Policy for more information.

Print.Print
Print Print
Print
Print.Print
Print
Print.Print
Print
Print.Print
Print
Print.Print
Print

Banners March, Radio Moody 2022, TITW-Spanish Banners March, Radio Moody 2022, TITW-Spanish

Betsabé: Deseos carnales

23 de marzo del 2022 | 2 Samuel 11:2–27

Si nos sentimos tentados a pensar que estamos exentos de la seducción del pecado, esta historia sirve como advertencia. Hasta ahora, David había sido un rey ejemplar. La lectura de hoy revela que incluso David era capaz de hacer lo impensable.

La historia sucedió en tres escenas. La primera revela el romance de David con Betsabé (vv. 2–5). Algunos sugieren que el primer error de David fue quedarse en casa mientras su ejército iba a la guerra. Sin embargo, los reyes a menudo se quedaban atrás por su seguridad y la estabilidad del país. El texto no dice que David estuvo indebidamente ocioso.

Una noche, el rey estaba descansando en el techo del palacio, cuando vio a una hermosa mujer bañándose. Siguiendo un impulso lujurioso, envió a alguien para que identificara a la mujer. Se enteró de que ella era la hija de un hombre prominente (Elián) y la esposa de un soldado, pero no se dejó intimidar. La llamó al palacio y se acostó con ella. Se nos dice que ella acababa de purificarse de la inmundicia. Esta nota al margen es importante, ya que indica que no estaba embarazada antes de su encuentro con David. Sin embargo, a su debido tiempo, un bebé estaba en camino.

En la segunda escena (vv. 6–13), David intentó cubrir su pecado. Envió a buscar a Urías, llevándolo a casa desde el campo de batalla. Cuando llegó Urías, David fingió estar preocupado por la guerra, e incluso por el propio Urías. Este lado hipócrita de David nos deja inquietos. Entonces David trató de manipular a Urías para que se acostara con su esposa.

En la tercera escena (vv. 14–25), las acciones de David pasan de ser engañosas a siniestras. Envió a Urías de regreso al frente con una carta que selló su destino. Su plan funcionó y Urías fue asesinado. Betsabé se convirtió en la esposa de David y dio a luz a su hijo. Pero el autor concluye: “Lo que David había hecho, le desagradó al SEÑOR” (v. 27).

  • Dedica más tiempo hoy, pidiéndole a Dios que escudriñe tu corazón. Medita en Salmos 139:23–24 pidiéndole a Dios que te recuerde cualquier pensamiento o acción pecaminosa que le desagrade.

 

Kelli Worrall

 

 

 

POR KELLI WORRALL

 
      Kelli Worrall es profesora de comunicación y catedrática en el departamento de Música, Artes y Medios del Instituto Bíblico Moody. Es autora de dos libros, uno junto a su esposo Peter. Es graduada de Cedarville University (BA), con estudios de postgrado enTrinity Evangelical Divinity School (MRE) y Roosevelt University (MFA). Ella y su esposo son conferencistas regulares en eventos y retiros. Viven en el noroeste de Illinois con sus dos hijos.  

‚Äč


Today in the Word (en inglés)

Encuentra más recursos en inglés. Today in the Word te proporciona herramientas que te ayudarán a profundizar en tu estudio de las Escrituras.

Dona ahora a TITW


Marzo | Hoy en la palabra

D L M M J V S
    1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30 31    
< Febrero 28