This site uses cookies to provide you with more responsive and personalized service and to collect certain information about your use of the site.  You can change your cookie settings through your browser.  If you continue without changing your settings, you agree to our use of cookies.  See our Privacy Policy for more information.

Print.Print
Print Print
Print
Print.Print
Print
Print.Print
Print
Print.Print
Print
Print.Print
Print

June web Banners 2021 June web Banners 2021

¡Avívanos Señor!

8 de Junio del 2021 | Salmos 80

En la parábola del Hijo pródigo, el hijo descarriado reconoce su pecado y vuelve en sí diciendo: “Papá, he pecado contra el cielo y contra ti. Ya no merezco que se me llame tu hijo; trátame como si fuera uno de los jornaleros” (Lucas 15:18–19). Es un discurso apasionado, dado desde un lugar de desesperación.

El salmo 80 es una especie de “salmo del Hijo pródigo”. La nación de Israel clama a Dios después de una crisis. Si bien no confiesan directamente el pecado, reconocen que su difícil situación se debe al juicio de Dios. Le recuerdan a Dios: “Por comida, les has dado pan de lágrimas; por bebida, lágrimas en abundancia” (v. 5).

El salmista describe a la nación de Israel como una viña que Dios ha plantado y atendido cuidadosamente (vv. 8–11). Pero ahora Dios ha derribado sus muros: “Los jabalíes del bosque la destruyen, los animales salvajes la devoran” (v. 13). Lo que Dios ha construido, ahora lo ha destruido. El pueblo se lamenta: “Tu vid es derribada, quemada por el fuego; a tu reprensión perece tu pueblo” (v. 16).

El salmista le ruega a Dios que recuerde que Él es el “Pastor de Israel” (v. 1). Tres veces le pide a Dios: “Restáuranos, oh Dios Todopoderoso; haz resplandecer tu rostro sobre nosotros y sálvanos” (vv. 3, 7, 19). La gente sabe que su única esperanza es que Dios traiga arrepentimiento y restauración. Oran: “Reavívanos, e invocaremos tu nombre” (v. 18). Si bien esta oración tiene sus raíces en relación del pacto de Israel con Dios, nosotros también podemos hacer eco de este clamor. (v. 18).

  • Cuando nos alejamos del Señor, podemos orar este salmo como una súplica por la restauración. Las iglesias pueden usarlo como una confesión colectiva. Esta oración tiene sus raíces en la esperanza de Jesús, el Hijo del Hombre que hace posible nuestra restauración (v. 17).

 

 

 

 

POR RYAN COOK

 
     
Ryan Cook es profesor asociado de Antiguo Testamento y Hebreo en Moody Theological Seminary. Ha trabajado en el campo de la educación cristiana y fue pastor en Michigan durante siete años. Ryan, su esposa Ashley y sus tres hijos residen en el noroeste de Indiana.
 


Today in the Word (en inglés)

Encuentra más recursos en inglés. Today in the Word te proporciona herramientas que te ayudarán a profundizar en tu estudio de las Escrituras.

Dona ahora a TITW


Junio | Hoy en la palabra

D L M M J V S
    1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30      
< Mayo 31 Julio 1>