This site uses cookies to provide you with more responsive and personalized service and to collect certain information about your use of the site.  You can change your cookie settings through your browser.  If you continue without changing your settings, you agree to our use of cookies.  See our Privacy Policy for more information.

Print.Print
Print Print
Print
Print.Print
Print
Print.Print
Print
Print.Print
Print
Print.Print
Print

June web Banners 2021 June web Banners 2021

Aferrados a Dios

26 de Junio del 2021 | Salmos 102

Hace unos años, el edificio de la iglesia en la que crecí fue demolido. Me entristeció pensar que el lugar donde había pasado gran parte de mi infancia, donde me encontré con Dios, desaparecería. Si bien me di cuenta de que era solo un edificio, este evento evocó un anhelo de permanencia. ¿Qué, no cambia en esta vida?

El Salmo 102 tiene un título único. Nos dice que es una oración por las personas afligidas que necesitan derramar un lamento a Dios. Es reconfortante saber que Dios nos proporcionó modelos de cómo relacionarnos con Él en nuestro sufrimiento. El salmista aquí está claramente angustiado. Describe la fugacidad de su vida, comparándola con el humo y la hierba seca (vv. 3–4). Su cuerpo le duele por el sufrimiento hasta el punto en que se olvida de comer (vv. 3–5). Además, está aislado de cualquier sentido de comunidad. Se compara a sí mismo con una lechuza del desierto, o un ave solitaria en un techo (vv. 6–7). Esta imagen ilustra su sensación de aislamiento social. Reconoce que su sufrimiento no es solo suyo, sino parte del sufrimiento del pueblo de Dios (vv. 12–16). Este salmo probablemente fue escrito durante el exilio en Babilonia, cuando muchos en Israel se sintieron abandonados por Dios.

El salmista encuentra consuelo al reflexionar sobre los atributos de Dios. Se recuerda a sí mismo que el Señor está en el trono (v. 12). A pesar de lo desesperada que pueda ser su situación personal, Dios no cambia, “pero tú eres siempre el mismo, y tus años no tienen fin” (v. 27). Esta es una buena noticia porque Dios promete no darse por vencido con Su pueblo. Perdonaría y restauraría a Jerusalén (vv. 21–22).

  • ¿Te sientes aislado o solo? Podemos consolarnos con la verdad de que Dios no cambia. Dios se preocupó lo suficiente por ti como para enviar a Su Hijo a morir por tus pecados. Este mismo Dios nunca cambiará y es fiel para cumplir Sus promesas.

 

 

 

 

POR RYAN COOK

 
     
Ryan Cook es profesor asociado de Antiguo Testamento y Hebreo en Moody Theological Seminary. Ha trabajado en el campo de la educación cristiana y fue pastor en Michigan durante siete años. Ryan, su esposa Ashley y sus tres hijos residen en el noroeste de Indiana.
 


Today in the Word (en inglés)

Encuentra más recursos en inglés. Today in the Word te proporciona herramientas que te ayudarán a profundizar en tu estudio de las Escrituras.

Dona ahora a TITW


Junio | Hoy en la palabra

D L M M J V S
    1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30      
< Mayo 31 Julio >1