This site uses cookies to provide you with more responsive and personalized service and to collect certain information about your use of the site.  You can change your cookie settings through your browser.  If you continue without changing your settings, you agree to our use of cookies.  See our Privacy Policy for more information.

Print.Print
Print Print
Print
Print.Print
Print
Print.Print
Print
Print.Print
Print
Print.Print
Print

June web Banners 2021 June web Banners 2021

Recuerda las promesas de Dios

16 de Junio del 2021 | Salmos 89

Pasamos gran parte de nuestra vida de fe viviendo entre la promesa de Dios y su cumplimiento futuro. A lo largo de la Biblia, Dios hace grandes promesas y luego le pide a Su pueblo que viva en la fe. Dios le prometió a Abraham que sería el padre de una gran nación cuando aún no había tenido un hijo y ya tenía 75 años (Génesis 12:1–4). Pasarían más de 20 años antes de que se cumpliera esta promesa.

En la lectura de hoy, Etán el ezraíta comienza con una rotunda palabra de elogio. Durante los primeros 37 versículos, Etán relata el amor inquebrantable del Señor. Alaba a Dios por la creación, Su justicia y rectitud, y por elegir a David como rey de Israel (vv. 1–20). Dios había ungido a David y le había dado la victoria sobre sus enemigos (vv. 20–23). El poeta celebra el pacto de Dios con David, a quien había designado para Su “primogenitura, la primicia sobre los reyes de la tierra” (v. 27). Dios incluso había prometido que, si los descendientes de David eran infieles, Dios los castigaría, pero nunca los abandonaría (vv. 30–37).

El salmo cambia abruptamente en el versículo 38. Después de celebrar las promesas de Dios a David, él se pregunta dónde está Dios ahora: “Pero tú has desechado, has rechazado a tu ungido, te has enfurecido contra él en gran manera” (v. 38). Como reflejo de la crisis del exilio babilónico, Etán describe cómo Israel ha sido derrotada. Desde su perspectiva, parecía que Dios había renunciado al pacto que hizo con David (v. 39). Sabemos (por supuesto) que en el Nuevo Testamento un futuro descendiente de David cumpliría todas estas promesas y mucho más (Lucas 1:32; Hechos 13:22–23).

  • Nota que, aunque las promesas de Dios a David parecían incumplidas, el salmista no rechazó a Dios. En cambio, se volvió a Dios en oración (Salmos 89:46–51). Lleva tus preocupaciones sobre el futuro a Dios. Es posible que no podamos ver Su plan en este momento, pero podemos confiar en Él.

 

 

 

 

POR RYAN COOK

 
     
Ryan Cook es profesor asociado de Antiguo Testamento y Hebreo en Moody Theological Seminary. Ha trabajado en el campo de la educación cristiana y fue pastor en Michigan durante siete años. Ryan, su esposa Ashley y sus tres hijos residen en el noroeste de Indiana.
 


Today in the Word (en inglés)

Encuentra más recursos en inglés. Today in the Word te proporciona herramientas que te ayudarán a profundizar en tu estudio de las Escrituras.

Dona ahora a TITW


Junio | Hoy en la palabra

D L M M J V S
    1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30      
< Mayo 31 Julio >1