This site uses cookies to provide you with more responsive and personalized service and to collect certain information about your use of the site.  You can change your cookie settings through your browser.  If you continue without changing your settings, you agree to our use of cookies.  See our Privacy Policy for more information.

Print.Print
Print Print
Print
Print.Print
Print
Print.Print
Print
Print.Print
Print
Print.Print
Print

TITW-Spanish, Radio Moody espanol, Banners Graphics, Junio 2022, Hoy en la palabra TITW-Spanish, Radio Moody espanol, Banners Graphics, Junio 2022, Hoy en la palabra

Una fiesta

30 de Junio del 2022 | Lucas 15:11–32

Las historias pueden cautivar nuestra atención y nuestro corazón. Nos ayudan a vernos a nosotros mismos y a los demás con más claridad. La del hijo pródigo es quizás una de las más conocidas narradas por Jesús. Es la tercera y última de una serie de parábolas que Jesús usó para criticar a los líderes religiosos. Criticaron que Jesús se estaba asociando con pecadores y recaudadores de impuestos. Cada parábola destaca el regocijo después de que finalmente se encuentra algo perdido.

Nos identificamos con cada historia porque hay alguien devastado por lo que se ha perdido. Por ejemplo, el pastor deja su rebaño de 99 para buscar la oveja perdida. Una mujer enciende una lámpara con aceite precioso para buscar su moneda perdida. ¿Habías notado que en la tercera parábola nadie va a buscar al hijo perdido? En la cultura del primer siglo, a menudo era responsabilidad del hijo mayor ir a buscar a su hermano menor. En la parábola de Jesús, el hijo mayor se queda en casa y deja a su padre para esperar ansiosamente el regreso del hijo menor (v. 20).

Cuando finalmente regresó el hijo menor, el padre estaba feliz y celebró con toda la comunidad (vv. 22–24). Sin embargo, el hijo mayor estaba molesto y enojado. ¿Cómo podría el padre perdonar a su hermano que humilló el nombre de la familia, derrochó la riqueza y vivió un estilo de vida pecaminoso? (vv. 25–30).

El hermano mayor en esta parábola representa a los fariseos. Al igual que la parábola, ellos también deben haberse asombrado de que Jesús le diera la bienvenida al reino a los pecadores. Como expertos religiosos, era su deber ir tras los que se habían perdido, pero eran demasiado farisaicos para darles a otros una segunda oportunidad. Nuestro Dios está constantemente buscando a los perdidos. Cuando una persona pone su confianza en Jesús, ¡todo el cielo se regocija!

  • Si has experimentado el perdón de Dios, haz que tu misión sea buscar a otros que también necesitan otra oportunidad. Luego únete a la celebración.

 

 

 

 

POR EL DR. CHRIS RAPPAZINI

 
      El Dr. Chris Rappazini es profesor asociado y director de los programas de licenciatura y postgrado en Estudios Pastorales del Instituto Bíblico Moody y del Seminario Teológico Moody. Es el vicepresidente de la Sociedad Evangélica de Homilética. Con anterioridad, fue ministro asociado para la predicación y enseñanza de Southside Christian Church en Spokane, Washington. Chris, su esposa Ashley y sus tres hijos residen en el noroeste de Indiana.  

‚Äč


Today in the Word (en inglés)

Encuentra más recursos en inglés. Today in the Word te proporciona herramientas que te ayudarán a profundizar en tu estudio de las Escrituras.

Dona ahora a TITW


Junio | Hoy en la palabra

D L M M J V S
      1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30    
< Mayo 31 Julio 1 >