This site uses cookies to provide you with more responsive and personalized service and to collect certain information about your use of the site.  You can change your cookie settings through your browser.  If you continue without changing your settings, you agree to our use of cookies.  See our Privacy Policy for more information.

Print.Print
Print Print
Print
Print.Print
Print
Print.Print
Print
Print.Print
Print
Print.Print
Print

TITW-Spanish, Radio Moody espanol, Banners Graphics, Junio 2022, Hoy en la palabra TITW-Spanish, Radio Moody espanol, Banners Graphics, Junio 2022, Hoy en la palabra

Relación auténtica

29 de Junio del 2022 | 1 Juan 1:8–2:1

La mayoría de nosotros tenemos un pequeño círculo de personas que consideramos nuestros amigos más cercanos, personas con las que podemos ser completamente honestos, personas en las que confiamos. El apóstol Juan fue uno de los amigos más cercanos de Jesús. Él era parte del círculo íntimo de Jesús y su relación era especial. Juan quería que todos los cristianos experimentaran una relación similar y unida con Jesús.

La carta de Juan fue escrita para que los creyentes se sintieran seguros frente a algunas enseñanzas falsas populares y engañosas. Una idea que se había infiltrado en la iglesia sugería que el pecado no quebrantaba la comunión con Dios. Para combatir esta noción falsa, Juan declaró que, si decimos que no tenemos pecado, estamos siendo engañados. Las personas que niegan el pecado en sus vidas no se dan cuenta de su pecado o simplemente se mienten a sí mismas.

En cambio, Juan animó a los creyentes a confesar sus pecados (v. 9). A veces es apropiado confesar el pecado en un grupo de creyentes de confianza, y siempre es apropiado confesar nuestros pecados a Dios. Algunos pueden preguntar: “Cuando dije la oración del pecador, pensé que todos mis pecados (pasados, presentes y futuros) eran perdonados. ¿Por qué necesito confesarme constantemente y pedir perdón?” Juan quiere que sus lectores sepan que el pecado después de nuestra conversión, aunque cubierto de una vez por todas por el sacrificio de Cristo, obstaculiza nuestra relación con el Señor. Cualquier relación llena de secretos y mentiras está destinada a ser enfermiza. El tipo de confesión que se explica en el versículo nueve elimina las barreras hacia una relación auténtica.

Juan también asegura a sus lectores que Jesús es nuestro “intercesor” para el perdón de pecados (2:1). Él no sólo aboga por nuestro caso ante el Dios Padre, sino que toma nuestro merecido castigo. ¿Por qué? Para que podamos tener otra oportunidad de una comunión más cercana con Él.

  • ¿Hay algún pecado que esté obstaculizando tu relación con Dios? Confiésalo hoy y recibe otra oportunidad de crecer en tu comunión con Él.

 

 

 

 

POR EL DR. CHRIS RAPPAZINI

 
      El Dr. Chris Rappazini es profesor asociado y director de los programas de licenciatura y postgrado en Estudios Pastorales del Instituto Bíblico Moody y del Seminario Teológico Moody. Es el vicepresidente de la Sociedad Evangélica de Homilética. Con anterioridad, fue ministro asociado para la predicación y enseñanza de Southside Christian Church en Spokane, Washington. Chris, su esposa Ashley y sus tres hijos residen en el noroeste de Indiana.  

‚Äč


Today in the Word (en inglés)

Encuentra más recursos en inglés. Today in the Word te proporciona herramientas que te ayudarán a profundizar en tu estudio de las Escrituras.

Dona ahora a TITW


Junio | Hoy en la palabra

D L M M J V S
      1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30    
< Mayo 31