This site uses cookies to provide you with more responsive and personalized service and to collect certain information about your use of the site.  You can change your cookie settings through your browser.  If you continue without changing your settings, you agree to our use of cookies.  See our Privacy Policy for more information.

Print.Print
Print Print
Print
Print.Print
Print
Print.Print
Print
Print.Print
Print
Print.Print
Print

TITW-Spanish, Radio Moody espanol, Banners Graphics, Junio 2022, Hoy en la palabra TITW-Spanish, Radio Moody espanol, Banners Graphics, Junio 2022, Hoy en la palabra

Todos necesitan perdón

25 de Junio del 2022 | Juan 8:1–11

¿Has notado cómo las redes sociales han abierto las puertas para juzgar a los demás? Parece que constantemente estamos juzgando o siendo juzgados. ¿Cuántos “me gusta” obtuve? ¿Qué piensan los demás de mí? Esto no es nada nuevo. En el tiempo de Jesús, la gente juzgaba y era juzgada, pero no a través de una pantalla. Su método era llevar al acusado ante los maestros de la ley.

Un día, al amanecer, la gente se reunió alrededor de Jesús en los atrios del templo para escuchar Su enseñanza. De repente Jesús fue interrumpido. Los maestros de la ley y los fariseos trajeron a una mujer sorprendida en adulterio y la pusieron frente a Jesús. Querían matarla a pedradas, pero también tenían un motivo oculto (v. 5). Querían atrapar a Jesús con sus preguntas.

Los romanos no permitían que los judíos ejecutaran sentencias de muerte, así que, si Jesús aprobaba su apedreamiento, entraría en conflicto con los romanos. Si Él decía que no la apedrearan, podría haber sido acusado de no apoyar la ley.

Cuando Jesús se agachó a escribir en la arena, no dejaban de interrogarlo. Después de Su respuesta en el versículo siete, Se inclinó de nuevo y escribió algo más. Después de una larga pausa, todos se alejaron dejando solo a Jesús y la mujer. Él le dijo que como ellos no la condenaban, Él tampoco (v. 11). Le dio una segunda oportunidad diciéndole: “ahora vete, y no vuelvas a pecar” (v. 11). Jesús no juzgó ni excusó a la mujer, le ofreció algo mejor: el perdón. Y nos ofrece lo mismo hoy.

  • Con demasiada frecuencia nos apresuramos a juzgar y condenar a los demás. Cuando somos tentados a encontrar fallas y declarar el valor de alguien, particularmente en avergonzarles públicamente, Jesús nos muestra otra manera. Nosotros también hemos pecado. Todos necesitamos el perdón. Él también nos ha dado una segunda oportunidad. Asegúrate de darle a los demás una segunda oportunidad también.

 

 

 

 

POR EL DR. CHRIS RAPPAZINI

 
      El Dr. Chris Rappazini es profesor asociado y director de los programas de licenciatura y postgrado en Estudios Pastorales del Instituto Bíblico Moody y del Seminario Teológico Moody. Es el vicepresidente de la Sociedad Evangélica de Homilética. Con anterioridad, fue ministro asociado para la predicación y enseñanza de Southside Christian Church en Spokane, Washington. Chris, su esposa Ashley y sus tres hijos residen en el noroeste de Indiana.  

‚Äč


Today in the Word (en inglés)

Encuentra más recursos en inglés. Today in the Word te proporciona herramientas que te ayudarán a profundizar en tu estudio de las Escrituras.

Dona ahora a TITW


Junio | Hoy en la palabra

D L M M J V S
      1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30    
< Mayo 31