This site uses cookies to provide you with more responsive and personalized service and to collect certain information about your use of the site.  You can change your cookie settings through your browser.  If you continue without changing your settings, you agree to our use of cookies.  See our Privacy Policy for more information.

Print.Print
Print Print
Print
Print.Print
Print
Print.Print
Print
Print.Print
Print
Print.Print
Print

TITW-Spanish, Radio Moody espanol, Banners Graphics, Junio 2022, Hoy en la palabra TITW-Spanish, Radio Moody espanol, Banners Graphics, Junio 2022, Hoy en la palabra

Beber el Agua de Vida

20 de Junio del 2022 | Juan 4:4–30

¿Alguna vez has aprendido algo nuevo que cambió tu perspectiva sobre alguien o algo? He predicado sobre el pasaje de hoy y he escuchado a otros predicar muchas veces. Sin embargo, recientemente una alumna me enseñó algo nuevo sobre esta narrativa que yo y otros probablemente nos hemos perdido. Después de una conversación mayormente casual con la mujer samaritana, Jesús se sumergió profundamente en su vida personal. Él la invitó a llamar a su esposo (v. 16). Ella respondió con sinceridad: “No tengo marido” (v. 17). Jesús respondió con una versión aún más completa de esa verdad. Tenía cinco maridos y el que estaba con ella actualmente no era su marido (v. 18).

Como muchos comentaristas, tenía la impresión de que ella llegó al pozo más tarde ese día, aparte y después de las otras mujeres, porque era infiel y no se comprometía. Es razonable suponer que su estilo de vida pecaminoso la alejaba de la comunidad. Sin embargo, mi estudiante sugirió que quizás la razón por la que se había casado tantas veces era su infertilidad.

Si no hubiera podido quedar embarazada, los hombres se habrían alejado rápidamente de ella. Las mujeres de su comunidad la habrían menospreciado como inferior y deshonrada. Ella misma habría sentido una vergüenza personal. Sin embargo, cuando Jesús la encontró en el pozo de Jacob, la vio preciosa y valiosa. Si fuera infértil, como sugirió mi alumna, otros la habrían considerado inútil. Pero cuando Jesús entró en su vida, su autoestima cambió radicalmente. A la mujer se le dio otra oportunidad y la oportunidad de obtener la vida eterna del Único que podía dársela. Cuando finalmente se dio cuenta de que Jesús era el Mesías, comenzó su vida nueva para siempre.

  • Nunca debemos descartar a alguien como un caso sin esperanza simplemente por su reputación. Siguiendo el ejemplo dado por Jesús, profundiza en sus vidas y ve cómo el evangelio puede darles otra oportunidad.

 

 

 

 

POR EL DR. CHRIS RAPPAZINI

 
      El Dr. Chris Rappazini es profesor asociado y director de los programas de licenciatura y postgrado en Estudios Pastorales del Instituto Bíblico Moody y del Seminario Teológico Moody. Es el vicepresidente de la Sociedad Evangélica de Homilética. Con anterioridad, fue ministro asociado para la predicación y enseñanza de Southside Christian Church en Spokane, Washington. Chris, su esposa Ashley y sus tres hijos residen en el noroeste de Indiana.  

‚Äč


Today in the Word (en inglés)

Encuentra más recursos en inglés. Today in the Word te proporciona herramientas que te ayudarán a profundizar en tu estudio de las Escrituras.

Dona ahora a TITW


Junio | Hoy en la palabra

D L M M J V S
      1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30    
< Mayo 31