This site uses cookies to provide you with more responsive and personalized service and to collect certain information about your use of the site.  You can change your cookie settings through your browser.  If you continue without changing your settings, you agree to our use of cookies.  See our Privacy Policy for more information.

Print.Print
Print Print
Print
Print.Print
Print
Print.Print
Print
Print.Print
Print
Print.Print
Print

TITW-Spanish, Hoy en la Palabra, Radio Moody, Julio 2022, July Banners Spanish TITW-Spanish, Hoy en la Palabra, Radio Moody, Julio 2022, July Banners Spanish

La disciplina del Señor

9 de julio del 2022 | Proverbios 3:7–12

¿Alguna vez has escondido tu pecado? En mi pasado, luché con el alcohol. Experimenté la vergüenza de encontrar una botella vacía tras otra de licor y darme cuenta de que me pertenecían. Recuerdo tratar de esconderme donde pensé que nadie podía verme y tomar cosas para sentirme mejor. Aprendí de la manera difícil que esconder mi pecado tenía consecuencias. Es por eso que las palabras de este Proverbio, que nos instan a confesarnos ante Dios, me impactan de manera personal. Nuestro Padre celestial anhela tener una relación con nosotros mucho más de lo que tú y yo podemos comprender.

El pasaje de hoy en Proverbios 3 continúa la discusión de cómo debemos presentar todo ante Dios. Debemos huir del mal (v. 7), una acción que promete un estilo de vida más saludable. Debemos honrar a Dios con nuestras finanzas (v. 9). Y debemos recibir la disciplina de Dios (v. 11).

La razón por la que Dios nos disciplina es para que podamos vivir en una buena relación con Él y evitar las consecuencias negativas de nuestro pecado. De hecho, esta disciplina demuestra el amor de Dios por nosotros. Como nos dice la Escritura de hoy, si Él no fuera nuestro Padre, y si no nos amara, entonces no nos disciplinaría. Entonces, mientras que “Ciertamente, ninguna disciplina, en el momento de recibirla, parece agradable, sino más bien penosa” (Hebreos 12:11), la disciplina de Dios es una forma más en que demuestra Su amor hacia nosotros. La disciplina de Dios “produce una cosecha de justicia y paz para quienes han sido entrenados por ella”. Si bien puede parecer contradictorio, debemos dar la bienvenida a la disciplina de Dios por el bien que está trabajando en nuestras vidas.

  • Cuando pecamos, tendemos a escondernos. Ocultamos lo que estamos haciendo, pensando que, si nadie más puede verlo, no es realmente un problema. Pídele hoy a Dios que te revele tus lugares ocultos y saque a la luz los pecados de los que necesitas arrepentirte.

 

Russell Meek

 

 

 

POR RUSSELL MEEK

 
      Russell Meek enseña Antiguo Testamento y Hermenéutica en Moody Theological Seminary. Es columnista de la revista Fathom y escribe prolíficamente, tanto para lectores laicos como académicos, sobre temas de la vida cristiana basados en el Antiguo Testamento. El, su esposa y sus tres hijos viven en el norte del estado norteamericano de Idaho, donde disfruta de la jardinería, la cocina y la naturaleza.   


Today in the Word (en inglés)

Encuentra más recursos en inglés. Today in the Word te proporciona herramientas que te ayudarán a profundizar en tu estudio de las Escrituras.

Dona ahora a TITW


Julio | Hoy en la palabra

D L M M J V S
          1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30
31            
< Junio 30