This site uses cookies to provide you with more responsive and personalized service and to collect certain information about your use of the site.  You can change your cookie settings through your browser.  If you continue without changing your settings, you agree to our use of cookies.  See our Privacy Policy for more information.

Print.Print
Print Print
Print
Print.Print
Print
Print.Print
Print
Print.Print
Print
Print.Print
Print

La promesa de la fe

8 de febrero de 2021 | Romanos 4:13–25

David Macaulay es autor de una serie de libros para niños (amada por muchos adultos) que describen Cómo Funcionan las Cosas. Usando ilustraciones coloridas con detalles precisos, explica el funcionamiento interno de las cosas que encontramos a diario, como maquinaria, computadoras u ondas de luz o sonido.

En Romanos 4, Pablo explica cómo funciona la justificación. Usando a Abraham como ejemplo, el apóstol nos muestra que la justicia no puede venir por medio de la ley. Si la herencia de Abraham se hubiera basado en cuán perfectamente él siguiera la ley, le habría quitado valor a la promesa de Dios (v. 14). En cambio, Dios determinó justificar a Abraham por la fe para que la justicia fuera un regalo en lugar de un pago ganado con esfuerzo. Una razón adicional para vincular la justicia con la fe es que la ley no puede producir lo que exige. En lugar de hacernos justos, “la ley trae castigo” (v. 15). Lo mejor que puede hacer la ley es revelar lo que Dios quiere de nosotros y demostrar que lo hemos violado.

Los intentos de ser justificados por medio de la ley solo aumentan nuestra separación de Dios porque prueban que nos hemos quedado cortos. En realidad, la ley destaca nuestra incapacidad y debilidad humana. Abraham ejemplificó esta debilidad cuando creyó la promesa de Dios de convertirlo en “padre de naciones” aunque su cuerpo “estaba casi muerto” (v. 18–19). Abraham mostró su fe al creer que Dios podía hacer lo que él no podía hacer humanamente por sí mismo.

La bendición de Abraham no fue solo para él. La promesa también es para nosotros. Dios contará como justicia a todos los que creen que Jesús fue “entregado a la muerte por nuestros pecados, y resucitó para nuestra justificación” (v. 25). Eso es realmente una buena noticia.

  • Deja que esta verdad sobre la justificación penetre tu mente. Dios ha hecho por ti lo que tú nunca podrías hacer por ti mismo. ¿Has creído en la promesa de Dios de perdonar tus pecados y acreditar la justicia de Cristo en tu cuenta? Si deseas más información sobre como eso es posible explora como conocer a Cristo visitando radiomoody.org.

 

 

POR EL DR. JOHN KOESSLER

   

El Dr. John Koessler, fue profesor emérito del Instituto Bíblico Moody, en el departamento de Teología Aplicada y Ministerio Eclesial. John y su esposa, Jane, viven en el estado de Michigan. Escritor prolífico, los libros del Dr. Koessler incluyen Dangerous Virtues: How to Follow Jesus When Evil Masquerades as Good (Moody Publishers), The Radical Pursuit of Rest (InterVarsity), The Surprising Grace of Disappointment (Moody) y True Discipleship (Moody). John es también uno de los editores y columnistas de Today in the Word


Today in the Word (en inglés)

Encuentra más recursos en inglés. Today in the Word te proporciona herramientas que te ayudarán a profundizar en tu estudio de las Escrituras.

Done ahora a TITW


Febrero | Hoy en la palabra

             
  1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28            
< Enero 31 Marzo 1 >

Radio Moody Entre Amigos