This site uses cookies to provide you with more responsive and personalized service and to collect certain information about your use of the site.  You can change your cookie settings through your browser.  If you continue without changing your settings, you agree to our use of cookies.  See our Privacy Policy for more information.


Grabado en nuestro corazón

14 de febrero de 2021 | Romanos 8:1–13

El problema de la incapacidad de la humanidad para guardar la ley de Dios no era un problema del Nuevo Testamento. El Antiguo Testamento también lo reconoció. En Jeremías 31:33, el Señor cumple esta promesa: “ ‘Este es el pacto que después de aquel tiempo haré con el pueblo de Israel,’ afirma el Señor: ‘Pondré mi ley en su mente, y la escribiré en su corazón. Yo seré su Dios, y ellos serán mi pueblo’ ”.

En la lectura de hoy, descubrimos cómo Dios ha escrito Su ley en el corazón humano a través del Espíritu Santo. Pablo describe este ministerio del Espíritu como un tipo diferente de ley. Es la ley del Espíritu que da vida (v. 2). Cuando el Espíritu gobierna nuestros pensamientos, experimentamos “vida y paz” (v. 6). El Espíritu, que habita en todos los que pertenecen a Cristo, es la fuerza contraria que nos capacita para resistir los impulsos de la naturaleza pecaminosa, es decir, “la ley del pecado y de la muerte” (v. 2), dándonos poder para obedecer todo lo que Cristo ha ordenado.

Sin embargo, el lenguaje que Pablo usa en estos versículos deja en claro que nuestra obediencia no es automática. Si bien el Espíritu Santo habita en los creyentes, no se posesiona de nosotros como lo hacen los espíritus demoníacos en los Evangelios (ver Marcos 8). En los versículos 5–8, el apóstol describe los dos caminos diferentes abiertos al cristiano. Si seguimos los impulsos de la naturaleza pecaminosa (o “carne”), “no podemos agradar a Dios” (v. 8). Cuánto mejor es nuestro caminar “conforme al Espíritu” (v. 5), nuestra vida se ve marcadamente diferente (v. 6).

  • Tenemos un trabajo que hacer. Con el poder que nos ha dado el Espíritu, debemos dar muerte a los malos hábitos del cuerpo (v. 13). Debes decidir sobre esto. La libertad que experimentamos en Cristo no es la libertad de la tentación. Es la libertad de obedecer, algo que jamás podríamos hacer sin el Espíritu Santo.

 

 

POR EL DR. JOHN KOESSLER

   

El Dr. John Koessler, fue profesor emérito del Instituto Bíblico Moody, en el departamento de Teología Aplicada y Ministerio Eclesial. John y su esposa, Jane, viven en el estado de Michigan. Escritor prolífico, los libros del Dr. Koessler incluyen Dangerous Virtues: How to Follow Jesus When Evil Masquerades as Good (Moody Publishers), The Radical Pursuit of Rest (InterVarsity), The Surprising Grace of Disappointment (Moody) y True Discipleship (Moody). John es también uno de los editores y columnistas de Today in the Word


Today in the Word (en inglés)

Encuentra más recursos en inglés. Today in the Word te proporciona herramientas que te ayudarán a profundizar en tu estudio de las Escrituras.

Done ahora a TITW


Febrero | Hoy en la palabra

             
  1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28            
< Enero 31 Marzo 1 >

Radio Moody Entre Amigos