This site uses cookies to provide you with more responsive and personalized service and to collect certain information about your use of the site.  You can change your cookie settings through your browser.  If you continue without changing your settings, you agree to our use of cookies.  See our Privacy Policy for more information.

Print.Print
Print Print
Print
Print.Print
Print
Print.Print
Print
Print.Print
Print
Print.Print
Print

Escapar del control del pecado

11 de febrero de 2021 | Romanos 6:1–23

El 19 de junio conmemora el día en que el general norteamericano Gordon Granger anunció a los ex-esclavos en Galveston, Texas, que la Guerra Civil norteamericana había terminado y que eran libres. El anuncio se produjo dos años y medio después de que Abraham Lincoln firmara la Proclamación de Emancipación. Esa fue una buena noticia que les cambió la vida; los que una vez habían sido esclavos ahora eran libres.

En el texto de hoy, Pablo da también buenas noticias: la emancipación del creyente de la esclavitud del pecado. Pablo comienza con una pregunta práctica: ¿Magnifica nuestro pecado la gracia de Dios? La idea de que un cristiano ignorara el pecado era impensable para el apóstol. El continuar dejando que el pecado reine en nuestra vida significa que no comprendemos completamente nuestra libertad en Cristo (vv. 3–4).

La unión del creyente con Cristo es clave para vencer el pecado. La muerte y resurrección de Cristo cambian fundamentalmente la relación del creyente con el pecado. Aunque todavía somos capaces de pecar, ya no somos esclavos de él (v. 6). El pecado ya no tiene poder sobre nosotros. La superación del pecado comienza con un acto de fe por el cual nos “contamos” muertos al pecado y vivos para Dios. Nuestra naturaleza pecaminosa puede tratar de reafirmar su antiguo dominio, pero no tenemos que dejar que nos gobierne (vv. 11–12). En cierto sentido, cada acto pecaminoso es una negación de nuestra verdadera identidad en Cristo. El pecado en el creyente es una especie de amnesia, en la que olvidamos a quien pertenecemos.

Pablo fortalece su argumento teológico con una pregunta práctica basada en su experiencia personal: “Cuando ustedes eran esclavos del pecado, estaban libres del dominio de la justicia. ¿Qué fruto cosechaban entonces? ¡Cosas que ahora los avergüenzan y que conducen a la muerte!” (vv. 20–21). El pecado entró en la experiencia humana en el Jardín del Edén con una falsa promesa. Hoy en día continúa atrayéndonos con alardes que no traerán satisfacción.

  • Quieres una estrategia práctica para combatir la tentación? Cuando seas tentado, toma un momento y piensa en tu experiencia previa con el pecado. ¿Cuándo ha sido tu amigo? ¿Por qué esta vez debería ser diferente?

 

 

POR EL DR. JOHN KOESSLER

   

El Dr. John Koessler, fue profesor emérito del Instituto Bíblico Moody, en el departamento de Teología Aplicada y Ministerio Eclesial. John y su esposa, Jane, viven en el estado de Michigan. Escritor prolífico, los libros del Dr. Koessler incluyen Dangerous Virtues: How to Follow Jesus When Evil Masquerades as Good (Moody Publishers), The Radical Pursuit of Rest (InterVarsity), The Surprising Grace of Disappointment (Moody) y True Discipleship (Moody). John es también uno de los editores y columnistas de Today in the Word


Today in the Word (en inglés)

Encuentra más recursos en inglés. Today in the Word te proporciona herramientas que te ayudarán a profundizar en tu estudio de las Escrituras.

Done ahora a TITW


Febrero | Hoy en la palabra

             
  1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28            
< Enero 31 Marzo 1 >

Radio Moody Entre Amigos