This site uses cookies to provide you with more responsive and personalized service and to collect certain information about your use of the site.  You can change your cookie settings through your browser.  If you continue without changing your settings, you agree to our use of cookies.  See our Privacy Policy for more information.

Print.Print
Print Print
Print
Print.Print
Print
Print.Print
Print
Print.Print
Print
Print.Print
Print

¡Dios es por nosotros!

15 de febrero de 2021 | Romanos 8:14–39

Un famoso dicho dice: “Dios y yo somos mayoría”. Implica que Dios está de nuestro lado y nos ayuda a vencer cualquier oposición. Como cristianos, sabemos que Dios está con nosotros. Pero debido a que natural y humanamente no podemos agradar a Dios, la pregunta no debería ser si Dios está con nosotros, sino si Dios está por nosotros.

La presencia del Espíritu Santo da respuesta a esa pregunta. El Espíritu que mora en nosotros es una prueba de que Dios nos ha aceptado completamente en Cristo. “El Espíritu mismo le asegura a nuestro espíritu que somos hijos de Dios” (v. 16). El Espíritu también “intercede por nosotros con gemidos que no pueden expresarse con palabras” (v. 26). Pablo dice que hemos estado gimiendo desde el comienzo de la creación (v. 22), anhelando nuestra futura esperanza en Cristo.

Este gemido no parece ser una conversación normal en la que participamos; ni siquiera algo que podemos escuchar. Es el Espíritu que se dirige al Padre directamente en nuestro nombre. El resultado de estas oraciones está garantizado porque el Padre “sabe cual es la intención del Espíritu” y las peticiones del Espíritu son “conforme a la voluntad de Dios” (v. 27).

Cuando surgen dificultades en nuestra vida, no debemos preocuparnos de que la actitud de Dios haya cambiado hacia nosotros. Cualquiera que sean tus circunstancias, “Dios dispone todas las cosas para el bien de quienes lo aman, los que han sido llamados de acuerdo con Su propósito” (v. 28). El propósito de Dios para nosotros es que seamos “transformados según la imagen de su Hijo” (v. 29). Lo inimaginable no puede separarnos del amor de Dios o de Su plan bueno y perfecto para nuestras vidas. Al final, por medio de Cristo, somos siempre “más que vencedores” (v. 37).

  • Dios no es nuestro aliado. Dios es rey soberano que gobierna no solo nuestras vidas, sino todas las circunstancias que nos afectan. Lee los versículos 38 y 39 en voz alta. Cualquiera que sea tu situación hoy, recuerda que Dios está por ti, ¡y Él siempre tiene el control!

 

 

POR EL DR. JOHN KOESSLER

   

El Dr. John Koessler, fue profesor emérito del Instituto Bíblico Moody, en el departamento de Teología Aplicada y Ministerio Eclesial. John y su esposa, Jane, viven en el estado de Michigan. Escritor prolífico, los libros del Dr. Koessler incluyen Dangerous Virtues: How to Follow Jesus When Evil Masquerades as Good (Moody Publishers), The Radical Pursuit of Rest (InterVarsity), The Surprising Grace of Disappointment (Moody) y True Discipleship (Moody). John es también uno de los editores y columnistas de Today in the Word


Today in the Word (en inglés)

Encuentra más recursos en inglés. Today in the Word te proporciona herramientas que te ayudarán a profundizar en tu estudio de las Escrituras.

Done ahora a TITW


Febrero | Hoy en la palabra

             
  1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28            
< Enero 31 Marzo 1 >

Radio Moody Entre Amigos