This site uses cookies to provide you with more responsive and personalized service and to collect certain information about your use of the site.  You can change your cookie settings through your browser.  If you continue without changing your settings, you agree to our use of cookies.  See our Privacy Policy for more information.

Print.Print
Print Print
Print
Print.Print
Print
Print.Print
Print
Print.Print
Print
Print.Print
Print

TITW- Spanish, Hoy en la Palabra. TITW- Spanish, Hoy en la Palabra.

¡Hazlo tu mismo!

25 de febrero del 2022 | Filipenses 4:14–16

Si necesitas volver a cablear un termostato o reemplazar una pieza en tu lavabo, puedes encontrar un video en línea que te muestra cómo hacerlo todo por tu cuenta. Con todo el material de capacitación disponible en la Internet, podemos sentirnos tentados a pensar que podemos lograr cualquier cosa por nosotros mismos. Pero esa idea puede ser engañosa y peligrosa cuando se aplica a nuestra fe.

Las creencias religiosas que enfatizan la autoayuda y el esfuerzo propio no dependen de Dios. El cristianismo, por otro lado, es una fe que se basa en el esfuerzo divino. Dios es el que salva. Nos da poder para vivir la vida cristiana. También sabemos que Dios elige trabajar a través de Su pueblo. La comunidad cristiana es importante en la vida del creyente.

La convicción de Pablo de que podía estar contento sin importar las circunstancias no significaba que no apreciara la ayuda ofrecida por los creyentes filipenses (v. 14). Cuando dejó Macedonia para predicar el evangelio en la región al sur de Grecia conocida como Acaya, los filipenses eran su único apoyo económico. No solo compartieron sus finanzas, sino que su apoyo también fue una forma de compartir los problemas de Pablo (v. 14).

Es importante ayudarnos unos a otros. En Romanos 15:30, el apóstol escribió: “Hermanos, por nuestro Señor Jesucristo y por el amor del Espíritu, que se unan conmigo en esta lucha y que oren a Dios por mí”. Cuando vemos a alguien en problemas, podemos hacer más que simplemente ofrecer simpatía. Podemos tomar medidas prácticas para ayudar a llevar la carga de los necesitados. Podemos compartir nuestras finanzas o echar una mano. Además, podemos orar. La oración es espiritual, pero también práctica.

  • ¿Estás tentado a practicar una versión de fe de “hazlo tu mismo”? A medida que avanzas en tu día, reflexiona sobre cuántas veces confías en ti mismo para lograr tus objetivos. ¿Cómo cambiaría tu vida si le entregaras cada momento a Dios y le pidieras Su poder, ayuda y dirección?

 

John Koessler

 

 

 

POR EL DR. JOHN KOESSLER

 
      El Dr. John Koessler, fue profesor emérito del Instituto Bíblico Moody, en el departamento de Teología Aplicada y Ministerio Eclesial. John y su esposa, Jane, viven en el estado de Michigan. Escritor prolífico, los libros del Dr. Koessler incluyen Dangerous Virtues: How to Follow Jesus When Evil Masquerades as Good (Moody Publishers), The Radical Pursuit of Rest (InterVarsity), The Surprising Grace of Disappointment (Moody) y True Discipleship (Moody). John es también uno de los editores y columnistas de Today in the Word  


Today in the Word (en inglés)

Encuentra más recursos en inglés. Today in the Word te proporciona herramientas que te ayudarán a profundizar en tu estudio de las Escrituras.

Dona ahora a TITW


Febrero | Hoy en la palabra

D L M M J V S
    1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28          
< Enero 31 Marzo 1>