This site uses cookies to provide you with more responsive and personalized service and to collect certain information about your use of the site.  You can change your cookie settings through your browser.  If you continue without changing your settings, you agree to our use of cookies.  See our Privacy Policy for more information.

Print.Print
Print Print
Print
Print.Print
Print
Print.Print
Print
Print.Print
Print
Print.Print
Print

TITW- Spanish, Hoy en la Palabra. TITW- Spanish, Hoy en la Palabra.

El secreto de la unidad en la iglesia

2 de febrero del 2022 | Filipenses 1:7–8

Minutos después de que mi esposa y yo nos detuvimos en la entrada de la casa pastoral de la iglesia en el camión de mudanza cargado con todas nuestras pertenencias, los miembros de la iglesia aparecieron para ayudar a descargarla. Recuerdo haber visto sus caras por primera vez. Todos eran extraños para mí. Pero nueve años después, cuando dejé la iglesia para unirme a la facultad del Instituto Bíblico Moody, los conocía a todos y nos despedimos con lágrimas.

Compartir la vida juntos genera sentimientos fuertes. Pablo y los filipenses tenían más que experiencias de vida en común. En el v. 7, el apóstol dice que “participan conmigo de la gracia que Dios me ha dado” en sus cadenas y en su defensa y proclamación del evangelio. Aunque no estaban físicamente en la cárcel con él, estaban tan comprometidos con Pablo como él con ellos.

Pero el fuerte afecto que Pablo describe en el pasaje de hoy también proviene de una fuente adicional. Al final, fue una extensión del amor de Cristo. La capacidad de amarnos unos a otros en la iglesia es una obra de gracia. El anhelo que Pablo sentía por los filipenses se originó en Dios. El cariño que sentía por ellos era “el entrañable amor de Cristo Jesús” (v. 8). Llevarse bien unos con otros en la iglesia requiere más que fuerza de voluntad. Requiere esfuerzo. Efesios 4:3 nos dice: “esfuércense por mantener la unidad del Espíritu mediante el vínculo de la paz”. Pero al final, el afecto mutuo que describe Pablo es una obra de Dios.

Ten en cuenta que el vínculo entre Pablo y los filipenses no se debió a intereses compartidos. No fue porque tuvieran los mismos pasatiempos o les gustara la misma música. Estaban unidos por un evangelio compartido. Cristo une a aquellos que de otra manera no tendrían nada en común.

  • Se necesita a Jesús para construir una iglesia amorosa y unificada. ¿Tienes problemas para amar a los demás? Pídele a Jesús que te recuerde lo que les une y que te muestre una forma práctica de extender Su amor a los demás.

 

John Koessler

 

 

 

POR EL DR. JOHN KOESSLER

 
      El Dr. John Koessler, fue profesor emérito del Instituto Bíblico Moody, en el departamento de Teología Aplicada y Ministerio Eclesial. John y su esposa, Jane, viven en el estado de Michigan. Escritor prolífico, los libros del Dr. Koessler incluyen Dangerous Virtues: How to Follow Jesus When Evil Masquerades as Good (Moody Publishers), The Radical Pursuit of Rest (InterVarsity), The Surprising Grace of Disappointment (Moody) y True Discipleship (Moody). John es también uno de los editores y columnistas de Today in the Word  

‚Äč


Today in the Word (en inglés)

Encuentra más recursos en inglés. Today in the Word te proporciona herramientas que te ayudarán a profundizar en tu estudio de las Escrituras.

Dona ahora a TITW


Febrero | Hoy en la palabra

D L M M J V S
    1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28          
< Enero 31 Marzo 1>