This site uses cookies to provide you with more responsive and personalized service and to collect certain information about your use of the site.  You can change your cookie settings through your browser.  If you continue without changing your settings, you agree to our use of cookies.  See our Privacy Policy for more information.

Print.Print
Print Print
Print
Print.Print
Print
Print.Print
Print
Print.Print
Print
Print.Print
Print

TITW- Spanish, Hoy en la Palabra. TITW- Spanish, Hoy en la Palabra.

Servir a Dios por el Espíritu

15 de febrero del 2022 | Filipenses 3:1–6

En el mundo actual, la confianza es un rasgo positivo. Queremos que nuestros hijos sean adultos seguros de sí mismos, por eso les decimos que son únicos, están por encima del promedio y están destinados a la grandeza. Pero el punto de vista de Pablo, como nos dice en Filipenses 3:1–6, es radicalmente diferente. Su confianza no estaba en sí mismo, sino en el poder del Espíritu de Dios.

El apóstol emplea el lenguaje más fuerte que conoce para advertir a los filipenses que estén preparados contra aquellos que reemplazarían la libertad del evangelio con la esclavitud de la ley mosaica. Los llama “perros”, “que hacen el mal” y “mutilan al cuerpo” (v. 2). Esta última referencia es acerca de su afirmación de que era necesario someterse al rito judío de la circuncisión para ser salvo (v. 3). Cuando Pablo los llama “perros”, es posible que haya estado usando un insulto que estos maestros aplicaron a los creyentes gentiles que eran incircuncisos. Si eras incircunciso, se te consideraba inmundo espiritualmente. Estas personas creían que estaban promoviendo la justicia, pero en realidad estaban haciendo el mal porque su enseñanza minimizaba el evangelio.

Si alguien tenía derecho a confiar en su desempeño religioso, ¡debería haber sido Pablo! Enumera sus credenciales en el versículo 5. Pablo era judío de nacimiento y fue circuncidado de niño. Había observado la ley de Moisés y era miembro de uno de sus partidos más estrictos. Su devoción fue tan fuerte que persiguió a la iglesia. Según los estándares de este sistema, Pablo sería considerado impecable. Pero cuando se enfrentó al Cristo resucitado, todo cambió (Hechos 9:1–6).

Lo mejor que le pasó a Pablo fue perder la confianza en sí mismo. Antes de que pudiera volverse verdaderamente justo, necesitaba ver que todo lo que hacía por su cuenta había fallado.

  • ¿En qué depositas tu confianza? La única forma de servir a Dios es por medio del Espíritu, y la única forma de tener el Espíritu es por la fe en Jesucristo. No te concentres en tu propio esfuerzo. Mira a Jesús para que te haga justo.

 

John Koessler

 

 

 

POR EL DR. JOHN KOESSLER

 
      El Dr. John Koessler, fue profesor emérito del Instituto Bíblico Moody, en el departamento de Teología Aplicada y Ministerio Eclesial. John y su esposa, Jane, viven en el estado de Michigan. Escritor prolífico, los libros del Dr. Koessler incluyen Dangerous Virtues: How to Follow Jesus When Evil Masquerades as Good (Moody Publishers), The Radical Pursuit of Rest (InterVarsity), The Surprising Grace of Disappointment (Moody) y True Discipleship (Moody). John es también uno de los editores y columnistas de Today in the Word  

‚Äč


Today in the Word (en inglés)

Encuentra más recursos en inglés. Today in the Word te proporciona herramientas que te ayudarán a profundizar en tu estudio de las Escrituras.

Dona ahora a TITW


Febrero | Hoy en la palabra

D L M M J V S
    1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28          
< Enero 31 Marzo 1>