This site uses cookies to provide you with more responsive and personalized service and to collect certain information about your use of the site.  You can change your cookie settings through your browser.  If you continue without changing your settings, you agree to our use of cookies.  See our Privacy Policy for more information.

Print.Print
Print Print
Print
Print.Print
Print
Print.Print
Print
Print.Print
Print
Print.Print
Print

TITW- Spanish, Hoy en la Palabra. TITW- Spanish, Hoy en la Palabra.

Ofrecer la vida

13 de febrero del 2022 | Filipenses 2:17–18

Cuando piensas en los sacrificios del Antiguo Testamento, probablemente piensas en animales. ¡Y es verdad! El pueblo de Dios lo adoró ofreciendo corderos, toros y, a veces, incluso palomas o pichones. Pero también adoraban con otros tipo de sacrificios, incluido el grano en forma de harina o tortas. Estos se ofrecían con aceite e incienso (Levítico 2; 6:14–23). A veces también se derramaba vino como parte de la ofrenda (Éxodo 29:40–41; Levítico 23:13).

En el pasaje de hoy, el apóstol compara su ministerio con una libación (v. 17). Aunque Pablo sabía que podría morir pronto, esta imagen también encaja con su ministerio en general. Su vida se derramaba “sobre el sacrificio y servicio que proceden de su fe”. Pablo compara la fe y la obediencia de los filipenses con una ofrenda hecha a Dios. Su propia vida y ministerio fue una libación derramada al mismo tiempo que la de ellos (ver también Números 15:5). Esto hace eco de la afirmación anterior de Pablo de que los filipenses y él compartieron la misma experiencia de sufrimiento por Cristo y la misma gracia que los ayudó a permanecer fieles (Filipenses 1:7).

Ofrecer su servicio y posiblemente hasta su vida a Dios le dio a Pablo un gran gozo. Debido a esto, instó a los filipenses a que se regocijaran con él (v. 18). No veía lo que le había sucedido como una tragedia. Él vio servir a Dios, sin importar el costo, como un privilegio. Por eso, pidió a los filipenses que se regocijaran con él. En estos versículos, Pablo habla no solo de la oportunidad, sino también del control de Dios. Pablo pudo regocijarse a pesar de su encarcelamiento e incluso la perspectiva de una posible muerte porque sabía que Dios era el amo de sus circunstancias.

  • Pablo describe la vida cristiana como un “sacrificio vivo” (Romanos 12:1). Aunque tu situación no es tan extrema como la de Pablo, cada día te ofrece muchas oportunidades para “derramar” tu vida a Dios como una expresión de agradecimiento. ¿Cómo servirás a Dios hoy?

 

John Koessler

 

 

 

POR EL DR. JOHN KOESSLER

 
      El Dr. John Koessler, fue profesor emérito del Instituto Bíblico Moody, en el departamento de Teología Aplicada y Ministerio Eclesial. John y su esposa, Jane, viven en el estado de Michigan. Escritor prolífico, los libros del Dr. Koessler incluyen Dangerous Virtues: How to Follow Jesus When Evil Masquerades as Good (Moody Publishers), The Radical Pursuit of Rest (InterVarsity), The Surprising Grace of Disappointment (Moody) y True Discipleship (Moody). John es también uno de los editores y columnistas de Today in the Word  

‚Äč


Today in the Word (en inglés)

Encuentra más recursos en inglés. Today in the Word te proporciona herramientas que te ayudarán a profundizar en tu estudio de las Escrituras.

Dona ahora a TITW


Febrero | Hoy en la palabra

D L M M J V S
    1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28          
< Enero 31 Marzo 1>