This site uses cookies to provide you with more responsive and personalized service and to collect certain information about your use of the site.  You can change your cookie settings through your browser.  If you continue without changing your settings, you agree to our use of cookies.  See our Privacy Policy for more information.

Print.Print
Print Print
Print
Print.Print
Print
Print.Print
Print
Print.Print
Print
Print.Print
Print

TITW- Spanish, Hoy en la Palabra. TITW- Spanish, Hoy en la Palabra.

Muestras ejemplares

12 de febrero del 2022 | Filipenses 2:14–16

La mayoría de nosotros estará de acuerdo en que el conflicto es difícil de evitar. Pero en el último año o dos, el estrés de la pandemia pareció aumentar el número de discusiones que tenemos. Se están desatando peleas en aviones, escuelas, supermercados y lugares de trabajo. Incluso las familias informan de un aumento de los conflictos, como resultado de pasar tanto tiempo juntos.

En la lectura de hoy, Pablo llama a los creyentes a hacerlo “todo sin quejas ni contiendas” (v. 14). Si bien a veces nuestras quejas están dirigidas a Dios, en este caso, Pablo está hablando de problemas entre creyentes. A veces, las quejas se centran en las tensiones entre ellos, como cuando los creyentes helenistas de la iglesia de Jerusalén se quejaron contra los creyentes hebreos porque se pasaba por alto a sus viudas en la distribución diaria de alimentos (Hechos 6:1).

Pablo también advierte sobre el peligro de discutir. Aunque la palabra griega es de donde obtenemos la palabra diálogo, una discusión razonable no es lo que preocupaba a Pablo. Habla de debates inútiles y argumentos hostiles. Pablo no está diciendo que los cristianos nunca puedan estar en desacuerdo o hablar sobre sus diferencias. Le preocupa cómo estamos en desacuerdo. Ya que los miembros de la iglesia están conectados en Cristo, manejamos nuestros desacuerdos de manera diferente a la sociedad. La gracia de Dios marca la diferencia.

Lamentablemente, este no es siempre el caso (razón por la cual Pablo emite el mandato). En esta era de argumentación, cuando a menudo anunciamos nuestras diferencias en las redes sociales, los cristianos suelen no sonar muy diferentes de aquellos que Pablo describe como “una generación torcida y depravada” (v. 15). Es posible que no podamos evitar tener diferencias entre nosotros, pero podemos tener cuidado de como manejamos los desacuerdos.

  • ¿La atmósfera argumentativa de las redes sociales ha influido en la forma en que expresas tus diferencias con los demás? La clave para hacer todo sin quejarse o discutir es considerar los intereses de los demás (Filipenses 2:4).

 

John Koessler

 

 

 

POR EL DR. JOHN KOESSLER

 
      El Dr. John Koessler, fue profesor emérito del Instituto Bíblico Moody, en el departamento de Teología Aplicada y Ministerio Eclesial. John y su esposa, Jane, viven en el estado de Michigan. Escritor prolífico, los libros del Dr. Koessler incluyen Dangerous Virtues: How to Follow Jesus When Evil Masquerades as Good (Moody Publishers), The Radical Pursuit of Rest (InterVarsity), The Surprising Grace of Disappointment (Moody) y True Discipleship (Moody). John es también uno de los editores y columnistas de Today in the Word  

‚Äč


Today in the Word (en inglés)

Encuentra más recursos en inglés. Today in the Word te proporciona herramientas que te ayudarán a profundizar en tu estudio de las Escrituras.

Dona ahora a TITW


Febrero | Hoy en la palabra

D L M M J V S
    1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28          
< Enero 31 Marzo 1>