This site uses cookies to provide you with more responsive and personalized service and to collect certain information about your use of the site.  You can change your cookie settings through your browser.  If you continue without changing your settings, you agree to our use of cookies.  See our Privacy Policy for more information.

Print.Print
Print Print
Print
Print.Print
Print
Print.Print
Print
Print.Print
Print
Print.Print
Print

TITW- Spanish, Hoy en la Palabra. TITW- Spanish, Hoy en la Palabra.

La exaltación de Cristo

10 de febrero del 2022 | Filipenses 2:9–11

Escribir una historia es como escalar una montaña. El autor lleva al lector a un viaje montaña arriba, agregando un detalle encima de otro. Pero la acción más crucial ocurre en la cima, lo que llamamos clímax. La historia del evangelio asciende desde el nacimiento de Cristo hasta Su crucifixión. Entonces, ¿es la cruz el clímax de la historia de Jesús? El pasaje de hoy sugiere lo contrario.

La historia de Jesús no terminó en la cruz. Tampoco terminó en la tumba vacía. Ya que Jesús fue obediente hasta el punto de morir en la cruz, “Dios lo exaltó hasta lo sumo” (v. 9). Todos los beneficios que disfrutamos en la vida cristiana provienen del Cristo exaltado que está sentado “a la derecha de Dios” (Romanos 8:34; Colosenses 3:1). La resurrección y ascensión de Cristo es prueba de que Dios aceptó el pago de Cristo en nuestro nombre. Cristo resucitado y ascendido envió al Espíritu Santo para que morara en todos los creyentes y fortaleciera a la iglesia (Juan 16:7). Al final de los tiempos, la venida del reino traerá a la tierra la gloria que Cristo ya disfruta en el cielo (Mateo 6:10).

Jesús habló de Su exaltación como una especie de restauración. “Yo te he glorificado en la tierra, y he llevado a cabo la obra que me encomendaste”, oró Jesús mientras estaba en el Huerto de Getsemaní. “Y ahora, Padre, glorifícame en tu presencia con la gloria que tuve contigo antes de que el mundo existiera” (Juan 17:4,5). Una característica de esto será el reconocimiento universal del señorío de Cristo. Toda rodilla se doblará en sumisión, y toda lengua declarará “que Jesucristo es el Señor, para gloria de Dios Padre” (vv. 10–11). Los creyentes harán esto con gratitud y con un corazón dispuesto. Pero los que no creen lo harán a regañadientes y por temor al juicio final.

  • En las Escrituras, doblar la rodilla representa sumisión. ¿Te has sometido a Cristo en fe? Si deseas obtener más información sobre esto, visítanos en radiomoody.org.

 

John Koessler

 

 

 

POR EL DR. JOHN KOESSLER

 
      El Dr. John Koessler, fue profesor emérito del Instituto Bíblico Moody, en el departamento de Teología Aplicada y Ministerio Eclesial. John y su esposa, Jane, viven en el estado de Michigan. Escritor prolífico, los libros del Dr. Koessler incluyen Dangerous Virtues: How to Follow Jesus When Evil Masquerades as Good (Moody Publishers), The Radical Pursuit of Rest (InterVarsity), The Surprising Grace of Disappointment (Moody) y True Discipleship (Moody). John es también uno de los editores y columnistas de Today in the Word  

‚Äč


Today in the Word (en inglés)

Encuentra más recursos en inglés. Today in the Word te proporciona herramientas que te ayudarán a profundizar en tu estudio de las Escrituras.

Dona ahora a TITW


Febrero | Hoy en la palabra

D L M M J V S
    1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28          
< Enero 31 Marzo 1>