This site uses cookies to provide you with more responsive and personalized service and to collect certain information about your use of the site.  You can change your cookie settings through your browser.  If you continue without changing your settings, you agree to our use of cookies.  See our Privacy Policy for more information.

Print.Print
Print Print
Print
Print.Print
Print
Print.Print
Print
Print.Print
Print
Print.Print
Print

TITW- Spanish, Hoy en la Palabra. TITW- Spanish, Hoy en la Palabra.

Orar con gozo

1 de febrero del 2022 | Filipenses 1:1–6

A veces la vida dificulta la oración. Quizás te sientas cansado o desanimado, o quizás los problemas de los demás o tus propias preocupaciones parezcan abrumadores. Pablo comienza la carta que estudiaremos este mes con una nota gozosa diciendo que agradece a Dios cada vez que piensa en los creyentes filipenses y ora por ellos con alegría (vv. 3–4). Un hecho que hace que esto sea impresionante es que Pablo escribió esta carta y oró por ellos mientras estaba en prisión y esperando el juicio.

La carta está dirigida a los creyentes de Filipos, una ciudad prestigiosa de la región de Macedonia (Hechos 16:12). Fue la primera ciudad donde Pablo predicó después de recibir una visión: “un hombre de Macedonia, puesto de pie, le rogaba: ‘Pasa a Macedonia y ayúdanos’” (Hechos 16:9). La primera convertida fue una exitosa mujer de negocios llamada Lidia, que venía de Tiatira. Escuchó a Pablo predicar e invitó al apóstol y a sus compañeros a quedarse en su casa (Hechos 16:13–15).

Dada la dificultad de las circunstancias actuales de Pablo, nos sorprendería notar la frecuencia con la que habla de gozo y alegría en esta carta (subraya cada mención a medida que las encuentres). Pero el gozo que Pablo menciona no es un sentimiento de vértigo provocado por circunstancias positivas de la vida; en cambio, el gozo bíblico surge de nuestra convicción acerca de Dios y nuestra confianza en Sus promesas. El pensamiento de los creyentes filipenses le dio gozo a Pablo porque sabía que eran socios en el evangelio. La palabra traducida como “participación” en el v. 5 significa compañerismo o compartir. Los filipenses compartieron el evangelio de dos formas importantes. Primero, abrazaron sus verdades por fe. En segundo lugar, apoyaron el ministerio de Pablo a través de su generosidad (Filipenses 4:10–19).

  • La fe de los filipenses en el evangelio y su apoyo a su ministerio fueron una obra de Dios. Como Pablo, podemos estar seguros de que Dios completará la obra que comenzó en nosotros. Al comenzar este estudio, pídele a Dios que te llene de Su gozo y que te ayude a mantenerte dedicado a Su trabajo.

 

John Koessler

 

 

 

POR EL DR. JOHN KOESSLER

 
      El Dr. John Koessler, fue profesor emérito del Instituto Bíblico Moody, en el departamento de Teología Aplicada y Ministerio Eclesial. John y su esposa, Jane, viven en el estado de Michigan. Escritor prolífico, los libros del Dr. Koessler incluyen Dangerous Virtues: How to Follow Jesus When Evil Masquerades as Good (Moody Publishers), The Radical Pursuit of Rest (InterVarsity), The Surprising Grace of Disappointment (Moody) y True Discipleship (Moody). John es también uno de los editores y columnistas de Today in the Word  


Today in the Word (en inglés)

Encuentra más recursos en inglés. Today in the Word te proporciona herramientas que te ayudarán a profundizar en tu estudio de las Escrituras.

Dona ahora a TITW


Febrero | Hoy en la palabra

D L M M J V S
    1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28          
< Enero 31 Marzo 1>