This site uses cookies to provide you with more responsive and personalized service and to collect certain information about your use of the site.  You can change your cookie settings through your browser.  If you continue without changing your settings, you agree to our use of cookies.  See our Privacy Policy for more information.


Una nueva forma de creer

19 de enero de 2021 | Juan 20:24–29

¿Dudar se siente como parte de tu ADN? Todos tenemos dudas cuando un mensaje publicitario hace promesas que parecen demasiado buenas para ser verdad. Podemos dudar de los compromisos asumidos por otros e incluso por nosotros mismos. Así que no debería sorprendernos que alberguemos dudas acerca de Dios. La duda ha sido el plan del enemigo desde el primer día. Plantar semillas de duda en nuestras mentes acerca de nuestro Creador es su principal estratégia (ver Génesis 3). En las Escrituras de hoy, Tomás estaba librando una fuerte batalla entre lo que es lógico y lo que es sobrenatural. Su pregunta era: ¿Cómo es posible que una persona muerta vuelva a la vida?

Tomás quería pruebas palpables y contundentes para creer en los testimonios sobre la resurrección de Jesús. Juan nos dice que la lucha interna de Tomás con su propia incredulidad duró días (v. 26). Jesús podría haberse aparecido fácilmente a Tomás y convencerlo. Es interesante, sin embargo, que le permita a Tomás luchar con su incredulidad. Después de algún tiempo, el Jesús resucitado se le apareció a Tomás, a través de una puerta cerrada, y le imploró que creyera (v. 27). Observa que Tomás ni siquiera necesitó poner sus manos en las cicatrices de Jesús y comprobar la realidad de la resurrección. Ver al Jesús resucitado era todo lo que necesitaba, llamando a Cristo “¡Señor mío y Dios mío!” (v. 28).

Jesús reconoció que Tomás necesitaba ver antes de creer. Pero Jesús parece preferir creer para ver y entender. De hecho, Él mismo nos dice: “Bienaventurados los que no vieron y creyeron” (v. 29 RVR). Jesús está hablando de ti y de mí. Poco después de este encuentro con Tomás, Jesús ascendió al cielo. La próxima vez que veamos a nuestro Señor y Salvador será en Su inminente regreso, pero mientras tanto, tenemos el encuentro de Tomás como una de las muchas razones para creer en la resurrección corporal de Jesús. Tengo la sensación de que muchos de nosotros podemos identificarnos con Tomás. Necesitamos ver para creer. Gracias a Dios, Jesús se reveló también ante escépticos. Así que deja de dudar y cree.

  • Quizás creas en la resurrección de Jesús, pero aún tienes dudas acerca de Dios. Te animo a que te sumerjas en la Palabra de Dios y te involucres en una buena iglesia basada en la Biblia mientras continúas en tu camino hacia la verdad.

 

 

POR EL DR. CHRIS RAPPAZINI

   

El Dr. Chris Rappazini es profesor asociado y director de los programas de licenciatura y postgrado en Estudios Pastorales del Instituto Bíblico Moody y del Seminario Teológico Moody. Es el vicepresidente de la Sociedad Evangélica de Homilética. Con anterioridad, fue ministro asociado para la predicación y enseñanza de Southside Christian Church en Spokane, Washington. Chris, su esposa Ashley y sus tres hijos residen en el noroeste de Indiana.


Today in the Word (en inglés)

Encuentra más recursos en inglés. Today in the Word te proporciona herramientas que te ayudarán a profundizar en tu estudio de las Escrituras.

Done ahora a TITW


Enero | Hoy en la palabra

             
          1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30
31            
  Febrero 1 >

Radio Moody Entre Amigos