This site uses cookies to provide you with more responsive and personalized service and to collect certain information about your use of the site.  You can change your cookie settings through your browser.  If you continue without changing your settings, you agree to our use of cookies.  See our Privacy Policy for more information.


Un mensaje de esperanza

11 de enero de 2021 | 1 Pedro 1:3–9

La mayoría de los fanáticos del deporte siempre esperan que su equipo gane el campeonato. Tiene esa esperanza, aunque se dan cuenta de que solo un equipo puede llevarse el trofeo a casa. La palabra esperanza tiene varias acepciones. Puede ser un simple deseo basado en una ilusión, como cuando deseamos que nuestro equipo gane el campeonato y está al final de la segunda división. También podemos ejercitar “la esperanza” como una expectativa más segura de que algo sucederá, si nuestro equipo juega hoy la final del campeonato. Para los cristianos, la esperanza que Cristo nos da a través de Su resurrección no es un deseo ilusorio, sino una expectativa segura de lo que sabemos está por venir, por lo que ya ha sucedido.

Pedro explica que a los creyentes en Cristo se les da un nuevo nacimiento en una esperanza viva (v. 3). Es similar a la idea de Pablo en 2 Corintios 5:17 de que cuando uno confía en Jesús, se convierte en una “nueva criatura”. Se nos da una nueva vida y nueva identidad. En el versículo tres, Pedro usa esperanza con la conotación de certeza. Este mensaje de esperanza es más que algo que queremos o una ilusión. Pedro nos asegura que esta esperanza viva es una expectativa que debe alegrarnos y llenarnos de confianza.

Pedro continúa en el versículo cuatro para decir que el nuevo nacimiento también nos da una herencia eterna. Eso nos asegura que estaremos unidos a Cristo para siempre. A diferencia de cualquier herencia terrenal que podamos recibir, esta herencia eterna nunca perecerá, no se estropeará ni se marchitará, gracias a la omnipotencia y supremacía de Dios (vv. 4­–7). La resurrección de Cristo de entre los muertos nos da completa confianza en que esta esperanza durará por toda la eternidad. Las ideas de una esperanza viva y una herencia eterna fueron parte de un mensaje completamente nuevo para aquellos primeros creyentes (vv. 8–9). Ahora, tenemos el honor de recibir esa misma esperanza llena de certeza y compartirla con otros. Recuerda que tu esperanza en Cristo no es una ilusión, sino una expectativa segura de lo que está por venir.

  • Cuando ponemos nuestra esperanza en las cosas y las personas, a menudo nos sentimos decepcionados. ¿Cómo se compara tu esperanza en Cristo con tu deseo ilusorio para las cosas de este mundo?

 

 

POR EL DR. CHRIS RAPPAZINI

   

El Dr. Chris Rappazini es profesor asociado y director de los programas de licenciatura y postgrado en Estudios Pastorales del Instituto Bíblico Moody y del Seminario Teológico Moody. Es el vicepresidente de la Sociedad Evangélica de Homilética. Con anterioridad, fue ministro asociado para la predicación y enseñanza de Southside Christian Church en Spokane, Washington. Chris, su esposa Ashley y sus tres hijos residen en el noroeste de Indiana.


Today in the Word (en inglés)

Encuentra más recursos en inglés. Today in the Word te proporciona herramientas que te ayudarán a profundizar en tu estudio de las Escrituras.

Done ahora a TITW


Enero | Hoy en la palabra

             
          1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30
31            
  Febrero 1>

Radio Moody Entre Amigos