This site uses cookies to provide you with more responsive and personalized service and to collect certain information about your use of the site.  You can change your cookie settings through your browser.  If you continue without changing your settings, you agree to our use of cookies.  See our Privacy Policy for more information.

Print.Print
Print Print
Print
Print.Print
Print
Print.Print
Print
Print.Print
Print
Print.Print
Print

Nueva generosidad

7 de enero de 2021 | 1 Timoteo 6:17–19

Durante el pasado año, la economía estuvo a menudo en nuestras mentes. Los debates se intensificaron sobre si las empresas debieran o no reabrir ante el riesgo de más casos de COVID-19. El mercado de valores fluctuó y los fondos de jubilación experimentaron los altibajos de una montaña rusas. Pero no importa qué situación económica podamos enfrentar en los próximos días, el principio de nuestro texto de hoy nunca cambia: Comprométete a estar contento con lo que tienes y se generoso en tus actos.

Al seguir a Jesús, comenzamos a ver los bienes materiales, el dinero y la riqueza de forma diferente. El apóstol Pablo le recordó a su hijo espiritual, Timoteo, que instruyera a los cristianos de Éfeso para que se hicieran ricos no en bienes materiales, sino en buenas obras, y que se contentaran con todo lo que el Señor les había proporcionado. Le escribe unas palabras memorables: “Porque nada trajimos a este mundo y nada podemos llevarnos” (1 Timoteo 6:7). Pablo insta a Timoteo a enseñar a los seguidores de Cristo a vivir con una nueva perspectiva de generosidad.

Pablo exhorta a sus lectores que pongan su esperanza en Dios y no en las posesiones del mundo (v. 17). En lugar de acumular bienestar y riquezas, los seguidores de Cristo deben ser generosos y estar dispuestos a compartir lo que tienen (v. 18). Pablo sabía que ser generoso con la vida y los recursos materiales, protegería nuestro corazón del materialismo y una esperanza mal emplazada y fuera de lugar. Pero ¿por qué vale la pena ser generoso?

Pablo responde que “de este modo atesorarán para sí un seguro caudal para el futuro y obtendrán la vida verdadera” (v. 19). En el idioma original, también podría traducirse como “agarrar con las propias manos, la vida”. Sin duda, ser generoso ayuda a los demás, pero la razón principal de la generosidad es nuestra naturaleza generosa impartida por el Padre. Cuando nos volvemos generosos, nuestras vidas reflejan a nuestro Salvador Jesucristo, quien fue de lo más generoso entregando su vida.

  • ¿Cómo puedes ser más generoso con tu vida y tus recursos materiales? ¿Qué estás dando actualmente, tanto en finanzas como en tiempo? Encuentra un ministerio que te apasione y decide cómo puedes invertir en él.

 

 

POR EL DR. CHRIS RAPPAZINI

   

El Dr. Chris Rappazini es profesor asociado y director de los programas de licenciatura y postgrado en Estudios Pastorales del Instituto Bíblico Moody y del Seminario Teológico Moody. Es el vicepresidente de la Sociedad Evangélica de Homilética. Con anterioridad, fue ministro asociado para la predicación y enseñanza de Southside Christian Church en Spokane, Washington. Chris, su esposa Ashley y sus tres hijos residen en el noroeste de Indiana.


Today in the Word (en inglés)

Encuentra más recursos en inglés. Today in the Word te proporciona herramientas que te ayudarán a profundizar en tu estudio de las Escrituras.

Done ahora a TITW


Enero | Hoy en la palabra

             
          1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30
31            
  Febrero 1>

Radio Moody Entre Amigos